Los tres artistas dieron su mejor versión ante un público entusiasmado el pasado domingo 28 de septiembre

Los domingos en la capital catalana no son para ir a misa. Más bien, los feligreses de la música electrónica se congregan para alabar a los DJs internacionales que trae semana tras semana el equipo de Brunch -In The Park. Como muchísimos otros, este pasado día 28 fuimos a los Jardins Joan Brossa para pasar el último fin de semana de agosto bailando al ritmo de Innellea, Bob Moses y el gran Stephan Bodzin, y esto es lo que pasó.

Entramos al recinto y los primeros compases de la velada corren a cargo de Innellea. El alemán, asiduo al sello de Tale Of Us, dejó bien claro que ya tiene nivel de headliner. Esperando de él un set melódico y progresivo, nos sorprendió con pinceladas acid para que no bajáramos la guardia. Un set más que correcto en el que comprobó también lo bien que suenan algunas de sus producciones en directo.

Tomando el relevo, el dúo Bob Moses se metió rápido al público barcelonés en el bolsillo. Con uno de los canadienses usando el micro a su favor no solo para cantar algunos de sus tracks como ‘Tearing Me Up’ sino también para incitar al griterío. Un set que tiró más hacia el tech y el deep house y que, pese a contrastar con los géneros de los otros dos invitados principales, fue recibido con mucho gusto.

Por último en el “mainstage” de este Brunch -In The Park, teníamos cita con una leyenda viviente de la electrónica. Con todo su arsenal de sintetizadores para traer un live de escándalo, Stephan Bodzin acaparó los focos a medida que el sol se ponía. Con la suerte de poder ver su savoir faire desde detrás de la cabina, comprobamos que la fluidez y naturalidad con la que se mimetiza con sus instrumentos es de otro planeta. Como comandante de máquinas, tiene el control no solo de los tracks que va confeccionando in situ, sino también de las miles de personas que se posaron a bailar a su vera. Una sesión memorable tanto por lo que sonó por los altavoces, como también por la mágica ubicación que caracteriza a esta fiesta con el funicular sobrevolando al público.

Cabe destacar también el escenario secundario, en el que vimos a gente como Vir-ginie o Sonido Tupinamba ocuparse de que no se parara de bailar unos metros más arriba. Con una línea más disco y house, predominaban las good vibes y la cercanía entre artista y público. Una área de desconexión para los que querían huir un rato de la muchedumbre sin dejar de quemar zapatilla durante su estancia.

Y si para la próxima prefieres vivirlo en persona que leerlo, no tardes mucho y hazte con tus entradas haciendo click aquí. No te pierdas a los próximos invitados de Brunch -In The Park Barcelona, con nombres de la talla de Disclosure, The Blessed Madonna, Maceo Plex, Amelie Lens, Paco Osuna y muchísimos más.

Yo también empecé con VirtualDJ.