El talento belga y francés de Lenske, la discográfica de Amelie Lens, toma el control de Medusa inaugurando el último mes de este extraño verano

Domingo, comienzo de agosto, un día poco caluroso y una de las djs más aclamadas de la escena techno como cabeza de cartel. Así es como Medusa Beach Club decidió estrenar el último mes antes de la vuelta a la rutina, con un sold out colgado del cuello y manteniéndose como uno de los destinos imprescindibles para los clubbers del levante dada la escasez de nombres internacionales en otras provincias de la comunidad. También teniendo en cuenta el nivel de sus versátiles instalaciones, que dan cabida a una atmósfera playera de día y a un club de lo más rave cuando llega la noche. La división por áreas continúa manteniéndose y también el control de mascarillas mientras no se consume, aunque al final esto es algo difícil de controlar.

Ahl Iver hace su segunda aparición en Lenske con ‘Down The Void’ EP

Tras un tiempo de espera en la entrada un tanto mayor al esperado, nos adentramos en esta nueva edición de “días de techno”, con dos horas de actuación por artista, a mitad de sesión del joven belga Ahl Iver. El niño prodigio de la familia Lenske, quien cuenta ya con dos EP en la discográfica, nos deleitó con un warm up set a la altura de su nombre, cada vez más en ascenso en la escena, supervisado en todo momento por la protagonista de la noche, Amelie Lens.

Fotografías – Jota Martínez (@jotamartinezphoto.com_)

Incluso antes de comenzar ya le gritaba el público, ansioso de verla en cabina. La amberina dejó el frío y la lluvia de su ciudad natal para calentar el ambiente de Cullera y conectar tanto como siempre con sus fans. La standar area premium no se llenó tanto como esperábamos, pero se agradece en los tiempos que corren. De todas formas, Amelie supo lo que los meduseros querían, y lo tuvieron. Durante su show escuchamos algunos releases recientes como ‘Adrenaline’ del ‘Exhale VA001’ o ‘Join Us’ del EP ‘Raver’s Heart’, ambas colaboraciones con AIROD, quien le seguiría a partir de las nueve.

Medusa Beach Club trae de vuelta la emoción a la Comunidad Valenciana con Nervo y el mejor talento nacional

Os mentiríamos si dijéramos que no le teníamos ganas al francés, tan presente en eventos líderes de la escena como Possession. Su marca está corriendo como la pólvora en el techno y no nos extraña nada tras poder escucharle en directo. El alumno superó al maestro, y es que el parisino hizo la performance que más nos gustó de la noche. Abrió con el clásico ‘Breathe’ de The Prodigy, lo que nos hizo saber que lo que se avecinaba iba a dar de qué hablar. Y así fue, porque Dario se atrevió con todo: hard, acid, trance e incluso se llevó a su terreno temas como ‘Pump It Up’ de Endor. Su set fue la viva manifestación de lo que es el techno a día de hoy, versátil, influenciado por todo tipo de géneros.

Y así culminó otra nueva cobertura en Medusa Beach Club, que seguirá ofreciendo a lo largo del mes todo tipo de line-ups, como el de Headhunterz, Miss K8 o Lady Dammage el próximo domingo. Nos sigue faltando algo de sonido en este rescatado escenario del gran macrofestival, sobre todo en eventos de altos bpm como el que vivimos. Pero el ambiente que se respira en cualquier show de Amelie Lens y su séquito es digno de experimentar, y este beach club nos trae miles de recuerdos de lo vivido durante las primeras semanas de cada agosto, y lo que está claro es que como muchos, tenemos ganas de volver a medusear a lo grande.

Todo lo que tenga bpm altos me llama la atención, pero cualquier tipo de electrónica es bienvenido. Think less, rave more!