Desde hace ya varias semanas, hay una creciente ola de “haters” en redes sociales de una de las canciones que más fuerte ha pegado este verano. Redes sociales y gente echando pestes sobre cualquier tema no es algo nuevo hoy en día. Tampoco lo es lo fácil que resulta criticar un trabajo artístico cuando no te pertenece, hablemos de música, pintura, teatro o cine. Efectivamente, ser “hater” de algo resulta gratis, y para muchos divertido.

La palabra “plagio” está también de moda, y es curioso el paralelismo que se ha dado estos días entre el mundo político y las continuas acusaciones de plagio en tesis y másteres entre las cabezas visibles de los diferentes partidos, y el mundo de la música electrónica. Si no eres muy asiduo a escuchar música underground puede que no te hayas percatado de este revuelo, pero el tema del verano, ‘Your Mind’ de Adam Beyer y Bart Skils, ha sido objeto de muchas críticas.

Analicemos lo que ha pasado. En verano de 2016, la cadena del momento, Netflix, estrenaba la serie ‘The Get Down’, ambientada en los años 70. Como parte de la banda sonora de esta serie, Raudy y Jaden Smith (si, el hijo de Will Smith) producían un tema llamado ‘Losing Your Mind’. Podéis escucharlo aquí. Como habréis reconocido, el sample usado por Beyer es exactamente el mismo que el usado por los dos raperos en 2016. ¿Plagio?

El sample en concreto viene de hecho de los propios años 70, por lo cuál si nos ceñimos a los datos, también la versión de Jaden y Raudy es plagio. Y sin embargo, en mi opinión, ninguna de las dos lo es. El primer motivo es evidente: El artista que usa una vocal o sample ya existente, de manera tan obvia, y lo saca a la venta, ha tenido que pagar por ello. En ese momento el autor original autoriza su uso, y la palabra plagio deja de tener sentido.

Por este preciso motivo, cada día encontramos en nuestras librerías musicales más canciones basadas en clásicos de los 70, 80 y 90, canciones que usan vocales, samples o letras versionadas hasta la saciedad. Dentro de la música mainstream, o EDM como solemos llamarla, los casos se multiplican. De hecho, artistas como Mr Belt & Wezol llevan años versionando clásicos y adaptándolos a su habitual Future House, y nadie ha puesto el grito en el cielo. Tampoco ‘The Hum’ sale de una idea original de Dimitri Vegas & Like Mike, ni ‘Renegade Master’ es original de Oliver Heldens, por poner dos ejemplos más de los miles que hay. Cada mes salen varias canciones de esta índole, y no, no es plagio. Pero, ay amigo, con la escena underground hemos topado.

Techno en estado puro el 5 de diciembre en FABRIK

Algunos han acusado de Beyer y Skils de fabricar un tema “simple” y “resultón” para adaptarse al gran público, opinión muy extendida sobretodo entre los aficionados más tradicionales del techno. Lo que algunos llaman “puretas”. En mi opinión, vivimos en una época diferente a todo lo que se ha vivido con anterioridad. La viralidad y las redes sociales marcarán el devenir de una canción, y ya casi nadie baila un tema en un festival si no lo ha escuchado antes en su Spotify, Instagram o Facebook. Positivo o negativo, esto es una realidad. ‘Your Mind’ ha sonado miles de veces este verano. Una canción de Drumcode ha sonado en los mainstages de los festivales más importantes del mundo. ¿Acaso no es algo bueno para los amantes del sello, y por tanto del techno?

Así la lió Richie Hawtin en A Coruña la semana pasada

Adam Beyer y Bart Skils han dado con la tecla exacta, algo necesario para crear eso que antes llamábamos “canción del verano”. ¿Acaso alguien preveía el éxito de ‘Animals’ o de ‘Lean On’? Un ritmo pegadizo, simple, nuevo y que entre rápidamente en las cabezas de los oyentes: Parece sencillo, pero si lo fuera todos lo harían. Quizá esta frase es el resumen de todo el artículo. ¿Quien no querría que su nueva canción fuera “la canción del verano”? ¿Es simplemente envidia los que predican que ‘Your Mind’ lleva menos de 48 horas de trabajo? ¿Es un tema mejor o peor por tardar en crearse dos días o dos meses? Estas preguntas quedan ya al entender y parecer de todos vosotros. Mi conclusión es clara: ‘Your Mind’ no es la mejor canción de techno de la década, ni seguramente del año, pero ha dado con una idea concreta (y pegadiza) antes que nadie, y eso la convierte en una pieza única.

Cofundador y redactor. Melómano, leonés y obseso de las cosas bien hechas. Imposible encasillarme en un sólo género. “Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina en grupo”