Éramos pocos, y llegó Tik Tok. Esta frase la han debido de jurar muchos expertos en marketing digital para empresas en los últimos meses, y es que Tik Tok ha llegado para quedarse y las compañías tienen que empezar a jugar también este juego. Tras Snapchat, Instagram y Tik Tok, Twitter y Linkedin también quisieron coger el tren de las publicaciones en foto/vídeo cortas. El último en llegar a esta conclusión ha sido YouTube, que al menos lo hace con una buena noticia bajo el brazo que puede interesar mucho a los creadores de contenido.

Los dolores de cabeza relacionados copyright en plataformas de Twitch o YouTube son una constante desde hace años. Cada vez se demanda más música sin «copy» para estas plataformas, y existen ya varios sellos y playlist que lo habilitan así. En YouTube es más complicado si cabe, y la llegada de #shorts puede ser un parche.

¿Qué son los «shorts»?

Seguramente hayas visto esta nueva funcionalidad de YouTube. Tampoco vamos a negarlo, son simple y llanamente, «los stories de YouTube». Al igual que Instagram o Tik Tok, los usuarios podrán desplazarse a través de un sinfín de videos cortos generados algorítmicamente, suscribirse a sus creadores favoritos, explorar hashtags o canciones específicas y mezclar las pistas de audio de otros videos. Por ahora, YouTube todavía no ha compartido cómo los creadores de contenido podrán monetizar sus videos. Según Tood Sherman, jefe de producto de la aplicación, «Shorts es para la nueva generación de creadores que encuentra difícil la tradicional plataforma de YouTube». En resumen, cada vez son más los creadores de contenido de Instagram o Twitch que no encontraban fuerza o ganas de monetizar su trabajo también en YouTube, y estos vídeos cortos también cortan el tiempo de edición de los mismos y abre una nueva opción para estos creadores.

Por la parte del consumidor, o posible consumidor de esta utilidad, tenemos al usuario joven tipo de las redes sociales en nuestro tiempo, una persona que le abruma todo contenido que supere el minuto de duración, y que puede llegar a ver con buenos ojos que cada vez más aplicaciones opten por formatos cortos y que buscan la diversión pura y dura.

La mejor noticia, que además toca muy de cerca a los productores musicales para los que muchas veces escribimos estas líneas, viene con el tema del mencionado copyright. Los usuarios beta de Shorts tendrán acceso a millones de canciones gracias al acuerdo con las tres majors Universal, Sony y Warner, además de independientes, distribuidoras y distribuidoras digitales como Believe, Kobalt, CDBaby, Peer o Reservoir. 

Estamos por tanto ante una utilidad de la que nadie esperaba absolutamente nada arrancando con buen pie, no tanto por la noticia en si (realmente ni Tik Tok ni Stories tienen un copyright nada agresivo) si no por la luz al final del túnel que significa que una plataforma como YouTube empiece a abrir acuerdos de este tipo con las discográficas.

¿Qué opináis de esta noticia? ¿Triunfarán los shorts o acabarán como los Fleets de Twiiter?

Adrian Oller
Cofundador y redactor. Melómano, leonés y obseso de las cosas bien hechas. Imposible encasillarme en un sólo género. “Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina en grupo”