Music Business Academy

Desde ayer, la escena electrónica y en especial la del techno se centra en la reciente noticia de la detención de la DJ palestina Sama Abdulhadi, quien fue arrestada el pasado domingo durante la celebración de una fiesta en el santuario Nabi Musa, lugar donde fue enterrado Moisés según la tradición popular palestina, cerca de Jericó. Desde ayer, cantidad de artistas y colectivos se manifiestan indignados ante este suceso.

Te puede interesar: Tailandia y Nueva Zelanda despiden el 2020 con festivales sin restricciones anti covid

La fiesta que mencionamos comenzó el sábado por la noche, contando con bebidas alcohólicas y la presencia de hombres y mujeres, lo cual está estrictamente prohibido en la fe musulmana. Los vídeos del evento se compartieron de forma muy rápida y las redes se llenaron de cantidad de reacciones furiosas y críticas debido a que muchos palestinos consideran este evento como un sacrilegio. Actualmente, la artista de 30 años, quien es considerada como la primera DJ palestina, está acusada de profanar la fe musulmana.


Según Ammar Dweik, director de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Palestina, una organización creada por la Autoridad Palestina, Abdulhadi y su equipo habían recibido permiso de las autoridades para realizar el evento. “Nabi Musa no es solo un sitio religioso sino también un sitio turístico, y si la música electrónica no era apropiada allí, el ministerio no debería haber dado su permiso”, añadió Dweik, quien aseguró que la detención de la artista se ha prologando 15 días más.

El viceministro palestino de Asuntos Religiosos, Hussam Abu al-Rub, dijo que no se dio permiso para celebrar la fiesta. “Nuestro ministerio, que también está a cargo del sitio debido a su santidad, no dio permiso a nadie para celebrar una fiesta allí”, dijo al-Rub en un comunicado. “No sabíamos nada de lo que estaba sucediendo en Nabi Musa. Lo que pasó allí es obsceno. No nos quedaremos callados y procesaremos a cualquiera que haya participado en él”.

Nabi Musa, foto por Yair Paz

Incluso la organización terrorista palestina Hamas, la cual gobierna la Franja de Gaza, se ha pronunciado al respecto, afirmando que lo que sucedió en Nabi Masa es una profanación de la casa de Dios y que todos los responsables de este acto deben ser llevados ante la justicia, condenando el hecho de que esto se haya hecho con la aprobación oficial del gobierno de Mohammad Shtayyeh.

Por su parte, Mohammad Shtayyeh, anunció el establecimiento de una comisión de investigación para investigar los eventos que llevaron a la fiesta en el lugar sagrado, que se encuentra en el Área C de Cisjordania, bajo control civil y militar israelí. El evento forma parte de un proyecto cuya intención era promocionar a nivel mundial a la dj y a la propia Palestina y sus lugares históricos.

Sin duda estamos antes un tema de lo más delicado, tendremos que estar atentos a las redes para conocer nuevos detalles sobre la celebración y sobre el futuro de la artista. Puedes hacer click aquí para firmar la petición a favor de la liberación de Sama, que cuenta ya con más de 42000 firmas.