Instagram Wololo Sound

El Lanxess Arena (Colonia, Alemania) fue el estadio elegido para acoger el primer evento aparentemente seguro una vez las restricciones han sido menores

¿Quién no tiene ganas de una buena rave después de llevar meses desde la última vez que pisamos una pista de baile? Para saciar esta sed (y por supuesto que las empresas detrás de los eventos no quiebren), los promotores de eventos se ven obligados a buscar nuevas alternativas que cumplan con las medidas de seguridad. La primera iniciativa que vimos fue la de los “drive-in”: festivales a los que tenías que llevar el coche y no bajarte de él durante la duración del evento. Sin embargo, dado que las restricciones cada vez son menores, las ganas por volver a la normalidad no paran de aumentar.

Quizá te interese: Wordl Club Dome Drive-In: el primer autofestival

Prueba de este ansia por volver a pisar una rave ha sido el show que Don Diablo ofreció el pasado fin de semana en el Lanxess Arena (situado en Colonia, Alemania). Catalogado como “corona-proof” (a prueba de coronavirus), el evento acogió a un número muy limitado de personas haciéndoles cumplir con lo que etiquetaban como “estrictas medidas de seguridad”: higiene y desinfección extrema, distancias de seguridad y mascarillas obligatorias en zonas comunes como los pasillos. Además, el estadio se dividió en varias zonas: en la parte inferior, los asientos se agrupaban en bloques de cuatro que a su vez, guardaban la distancia de metro y medio entre grupos.

ARENA NOW! Shows, Events and more | Cologne Tourist Board

Dejando a juicio de cada uno si el evento fue o no un acto irresponsable, el show de Don Diablo no ha sido el único en celebrarse en el estadio. Visto el éxito del evento que hizo sold-out y en colaboración con la sala alemana Bootshaus, Felix Jaehn será el siguiente artista que llevará su show de las pantallas a la realidad – eso sí, las fechas aún están por conocer.

Imagen