La evolución más coherente posible al éxito rotundo de ‘After Hours‘, mucho más barroca y rupturista si cabe

Y llegó el lanzamiento del primer gran disco del 2022. La superestrella del pop The Weeknd reveló hace apenas una semana que el lanzamiento de su nuevo disco ‘Dawn FM‘, follow up del archiconocido ‘After Hours‘ (2020). Este LP supone el quinto en su cuenta particular, una cifra más que reseñable dado su corta trayectoria, pero entendible si tenemos en cuenta el fandom masivo del artista y su gran exposición.

Dawn FM‘ guarda ciertas similitudes con ‘After Hours‘. La temática erótica y sensual que defendía Abel Tesfaye en sus primeros trabajos queda parcialmente aparcada, siendo mucho más sutil y variopinto en sus letras. El sonido R&B con el que conocimos a The Weeknd también queda bastante atrás, y el éxito que supuso el apostar por una temática retro e instrumentales synthwave y electro-pop se consolida. Llevamos tiempo viendo al artista canadiense colaborar con Daft Punk y nutrirse de influencias similares, pero en ‘Dawn FM‘ esto se ha llevado hasta las últimas consecuencias.

The Weeknd siempre ha sonado a una mezcla peculiar entre lo prohibido y lo intrigante, lo explícito y lo “family friendly”. Y en este álbum parece haber encontrado ese equilibrio perfecto entre el romanticismo, la sensualidad, lo apocalíptico y lo épico. Un cóctel curioso pero que el carismático artista siempre acaba encontrando la fórmula perfecta. Para ello, como es habitual, cuenta con colaboradores de lujo. Oneohtrix Point Never, Metro Boomin, Calvin Harris o Swedish House Mafia dejan más que nunca su sello instrumental para darle al disco una capa más de entretenimiento.

Burial lanza su esperado ‘Antidawn EP’

El disco es la continuación lógica de su predecesor en todo lo que le rodea. Y esto, si tenemos en cuenta que ‘After Hours‘ fue el disco más completo y redondo de Tesfaye, nos deja con muy buen sabor de boca. El disco comienza con una misteriosa voz que anima al artista a salir de la oscuridad para adentrarse en la luz. Esa voz resulta ser nada menos que Jim Carrey, vecino del artista canadiense. El actor hará algún que otro cameo, poniendo también la conclusión del disco con ‘Phantom Regret By Jim‘. No es el único nombre popular que hace acto de presencia en el disco. Quincy Jones tiene una curiosa reflexión acerca de las consecuencias de su infancia en sus relaciones adultas.

Tesfaye nos adentra en 103.5 Dawn FM, una emisora que nos invita a escaparnos de la realidad

La voz de Carrey nos adentra en una emisora de radio. Y lo que uno espera (y encuentra) aquí es una buena dosis de hits pegadizos con el ADN de The Weeknd tatuado. Lo dicho, el disco continúa con la nostalgia ochentera como fórmula ganadora al complementarse a las mil maravillas con su voz y sensuales letras. Los primeros tracks nos dejan bastante de los productores que han metido mano en su creación. La más evidente es ‘How Do I Make You Love Me‘, que suena más a Swedish House Mafia que su propia colaboración del trío escandinavo. Descubrimos al Tesfaye más dance en ‘Take My Breath‘ y al más french-house en ‘Sacrifice‘.

Tras la reflexión de Quincy parece hacerse medianoche y la emisora nos trae sonidos más románticos y baladas de neón. ‘Out of Time‘ es de lo más pegadizo y atrapante del disco, y la voz de Carrey nos dice que aún queda mucha música por escuchar antes de llegar a la luz al final del túnel. El R&B futurista de la colaboración (bastante anecdótica) con Tyler, The Creator da paso a una (breve) masterclass de OPN en el beat de ‘Best Friends‘. Continuamos el camino con una sucesión de baladas en las que The Weeknd luce una balanceada combinación entre su antiguo “yo” y su nuevo estilo. Y nos deja el que (tal vez) sea el nuevo ‘Blinding Lights‘ para el final. Nunca antes el canadiense había recordado tanto a una banda de rock de los 80 como en ‘Less Than Zero‘.

Con sus pinceladas bastante originales, con una ambiciosa apuesta por un cambio instrumental y una constante renovación estilística, The Weeknd parece abanderar una generación en el pop que, aunque partiendo de ciertos clichés de décadas pasadas, parece dispuesta a dar al oyente algo más que lo estrictamente esperado.

Vivimos con toda la música del mundo a nuestro alcance. Mi objetivo es haceros descubrir y disfrutar con mi gran pasión.