Se trata del tercer álbum de estudio del alemán, estrenado en su propio sello Herzblut Recordings

En los últimos 5 años el alemán Stephan Bodzin no ha destacado por su número de lanzamiento, siendo un intervalo dirigido principalmente a sus destacadas actuaciones en vivo y a producir en la sobra, enseñando de vez en cuando por redes sociales algún pequeño de lo que el veterano productor tenía que ofrecernos. Hace algo más de un mes, volvía al ruedo de los lanzamientos con ‘Boavista’ tras ‘Diamant’ también estrenado en Afterlife, en la compilación ‘Unity’. Este último tema se trataba del preludio de su tercer álbum de estudio, de título homónimo, que acaba de ver la luz en su sello Herzblut Recordings.

La carrera de Stephan Bodzin comenzó en 2005 a la edad de 36 años, estrenando su primer EP junto a Marc Romboy y su primer trabajo en solitario ‘Caligula/Miranda’ en Systematic Recordings. Desde entonces, ha sido una pieza más que destacada de la oleada de artistas alemanes, caracterizándose por su intrínseco estilo melódico e innovador, rozando en varios momentos de su carrera lo experimental y ambiental. Ahora, a la edad de 52 años, vuelve a su sello para presentarnos ‘Boavista’, su tercer álbum de estudio y su primero desde aquel ‘Powers of Ten’ estrenado en 2015.

Echamos la vista atrás: Wololo Sound entrevista a Innellea

Este ‘Boavista’ es una nueva reafirmación de porque Stephan Bodzin es uno de los artistas más aclamado de la tendencia melódica que lleva más presente en la escena desde los últimos años. Se trata un LP que se formalizó durante la estancia del productor alemán en Brasil, cuando eligió sus 25 temas favoritos que tenía sin terminar, acabando un total de 17 temas. Su principal objetivo es expresar, mientras que va contando una historia en cada pista, haciendo que el oyente pase por diferentes etapa durante las 2 horas que dura el trayecto.

El camino es protagonizado por una cantidad de syntes y melodías que representan el sonido impuesto por Bodzin, pasando por momentos que nos elevan a las estrellas con temas como, ‘Isaac’, o ‘Astronautin’, otros más melancólicos con ‘LLL’ O ‘Dune’ . Encontramos únicamente dos colaboraciones junto a Luna Semara, su pareja, mostrando la sinergia que tiene junto a su compañera de vida, siendo ‘Nothing Like You’ y ‘Breathe’ dos de los temas más emotivos del álbum. El sentimiento ambiental también está presente en ‘Thery Of Evertyhing’, que funciona como un perfecto interludio, cerrando de forma magistral la obra con ‘Rose’.

Sin duda, la espera para recibir un nuevo trabajo de larga duración de Stephan Bodzin ha merecido la pena. Nos ha presentado un álbum que perfectamente puede funcionar como banda sonora a la pandemia, tiempo en el que los sentimientos y emociones han estado muy presentes, con sus diferentes altibajos y momentos. Puedes hacerte con el vinilo haciendo click aquí o, si lo prefieres, haz click aquí para adquirirlo de forma digital.

Otro enganchado a esto que llaman música electrónica. Principalmente centrado en el componente melódico, el techno. el sentimiento rave y los breaks.