Uno de los artistas más originales del género lanza hoy ‘Analog’, su tercer álbum de estudio tras ‘From Deep Space’ (2010) y ‘Misanthrop’ (2016)

Durante estos últimos años, se ha acuñado un drum and bass muy peculiar por parte de ciertos artistas del sector. Phace, Misanthrop, IMANU e incluso Noisia son los mayores partícipes de este estilo que nos recuerda a una mezcla perfecta del neurofunk con el deep, en una oscura unión prácticamente perfecta y que nos regala una serie de sonidos exquisitos. Misanthrop ha sido uno de los grandes precursores de esta nueva escuela de artistas que drum and bass durante años. Hoy tenemos la suerte de recibir ‘Analog‘, su tercer álbum de estudio tras ‘Misanthrop‘ y ‘From Deep Space‘. Hace unos días, ya podíamos escuchar algunas piezas de esta obra. Y tal y como esperábamos, nos ha encantado.

Wololo Sound entrevista a Kanine

Está claro que el plato principal de esta obra sería el drum and bass, en esa mezcla tan característica y única que nos ofrece Misanthrop en cada trabajo. Pero también esperábamos algunos toques de otros géneros, y así ha sido. Podemos encontrap algo de neurohop en ‘Dada‘ y house midtempo en ‘Atlas‘, dos géneros que encajan a la perfección con el sonido del alemán. Pero sin duda, son temas como ‘Heute Nacht‘, ‘Deus‘ o ‘Atlas‘ los que de verdad nos hacen la boca agua. Misanthrop ha conseguido dar con la tecla para encontrar un sonido puramente propio en el que crear una ambientación oscura al mismo tiempo que usa melodías.

La pregunta ahora es: ¿es el mejor álbum de drum and bass del año? Claramente no, pero entraría en un Top5 sin problema ninguno. Pese a tener una calidad espectacular, le falta algo de riesgo, al igual que dijimos con los álbumes de Current Value. Más experimentación, intentar mostrar distintas facetas. Algo que, por ejemplo, Billain ha logrado de manera sobresaliente con su ‘Nomad’s Revenge‘. Aún así, no hay que restarle méritos a Misanthrop. Es un álbum absolutamente bueno en prácticemente todos los sentidos.