Si nos seguís de cerca, habréis comprobado que esta semana hemos ido contándoos nuestras aventuras por Ibiza, y nuestro paso por diferentes salas como Amnesia o Pacha. No se puede completar unas vacaciones en Ibiza sin pasar por la que es, sin ningún lugar a dudas, la sala más moderna y cuidada de la isla: HÏ Ibiza. Dentro de la extensa programación, nosotros nos decidimos por asistir al opening de la residencia de Sunnery James & Ryan Marciano, y Armin Van Buuren en Hï.

No es la primera vez ni la primera temporada que estos tres artistas trabajan juntos de alguna manera. Holandeses los tres, el dúo ha estado siempre muy ligado a la marca Armada, “propiedad” de Armin. Esta colaboración musical se convirtió el año pasado en una residencia conjunta, que repite en los miércoles como su día fetiche en este 2018.

Hï Ibiza está dividida en dos salas (además de la terraza, y del DJ del baño que a todos llama la atención la primera vez), Theatre (main) y Club. Para esta honorable ocasión, Armin estuvo acompañado de Ruben De Ronde y Vini Vici en Theatre, y James & Marciano de Mark Knight e Illyus & Barrientos en el Club.

La sala abría sus puertas a las 00:00 en punto, y pese a ser de los primeros en pisar el interior, el también holandés Ruben De Ronde ya estaba a los platos. El artista de 35 años demostró una vez más porque es uno de los escuderos habituales de Van Buuren tanto en salas como en los eventos más importantes de ASOT, siempre con su corte melódico por bandera, y con dos horas de sesión en las cuales hizo bailar a una sala casi llena desde las 00:30. Cuesta imaginar un warm-up mejor para lo que venía después.

Armin Van Buuren hacía aparición pasadas las 2:00 con una sesión de tres horas por delante y mucho Trance en su bolsillo. El set, que arrancaba con su colaboración con Shapov, ‘The Last Dancer’, tuvo de todo. Temas más comerciales como ‘Sunny Days’ o ‘You Are’, que sonaron en la primera media hora, combinados con otros singles más “puros” de su sello, como los recientes ‘Bergen’ de Purple Haze, o ‘Pressure’ de Super8 & Tab. También pudimos por supuesto escuchar muchos clásicos del artista, y otras sorpresas como ‘Greyhound’ de Swedish House Mafia.

Mientras todo esto pasaba en la sala principal, el Club derrochaba Tech-House por los cuatro costados. El fuego lo abrieron Illyus & Barrientos, dos jóvenes artistas ligados a la marca Toolroom, donde presentaron hace unos meses un genialmente aceptado ‘So Serious’ que por supuesto sonó aquella noche. El siguiente en la lista era el veterano Mark Knight, dueño precisamente de Toolroom, familia que cumple quince años en este 2018. Mark completó, en mi opinión, el mejor set de la noche, cargado de potencia y con los éxitos más importantes de los últimos meses en Toolroom, tales como ‘Eastern Jam’ o ‘Wilderness’, además del último single de Knight, ‘Seleçao’, el ya clásico remix de Erik Hagleton a ‘Jump N Shot’, y por supuesto el clásico ‘Man With The Red Face’ para cerrar.

Todo esto sirvió de preámbulo para el extendido set (tres horas y media) de Sunnery James & Ryan Marciano. Los artistas supieron combinar perfectamente su habitual estilo Tribal House con un Tech-House más potente, y es que en 210 minutos da tiempo para mucho. Temas que sonaron y que recordemos a bote pronto, ‘La Vela’, ‘Dirthy Filthy (David Tort & Markem Remix)’, ‘Bombs Away’, ‘Unity’ (Kryder), ‘BOOM’ (Tom Staar Remix), o el remix de ellos mismos a ‘Mi Gente’. Además de todo esto, pudimos “degustar” varias IDs de los artistas, que suponemos verán próximamente la luz.

La noche fue un completo éxito en cuanto a aforo (de hecho en la sala principal era hasta agobiante en ciertos tramos), y el sonido fue como siempre sobresaliente. Hï se consolida de esta manera como la sala más vanguardista de Ibiza, y promete cosas muy importantes para su futuro próximo. ¡Volveremos!