Drum and bass para oídos selectos y el mejor techno llegado desde Drumcode conquistaron Sevilla el pasado fin de semana

Hay veces que las cosas, hechas con tiempo y sobre todo con anticipación y organización salen mejor. Y si no, que se lo digan a Sala Cosmos, que en una apuesta que a medias era segura y arriesgada, culminó el pasado fin de semana con un sold out el viernes y rozando el lleno el sábado con dos invitados de lujo.

La escena andaluza: Javi Góngora (Sala Cosmos)

El viernes, como de costumbre, tuvimos otro evento multitudinario de drum and bass. Pese a que en otras ocasiones los artistas principales han sido algo más comerciales o conocidos como The Prototypes, Audio o Tantrum Desire, en esta ocasión se optó por algo más underground y por muchos más artistas nacionales. Directo desde Bristol llegaba a la cabina de Cosmos DLR, uno de los precursores del sonido rolling y artista muy aclamado en el sur de Andalucía por ser uno de los DJs más destacados dentro del sonido underground que tanto furor causa por estas tierras. Con motivo del cumpleaños de Javi Góngora, miembro de Save The Rave, el dúo no pudo faltar a la cita, siendo uno de los fijos junto a Oto, que no solo nos brindó una excelente sesión en solitario sino que por segunda vez en Andalucía se puso a los platos junto a DLR, ofreciéndonos un set más exquisito de lo habitual y con una selección de temas cuidada para la ocasión. En cuanto al resto de artistas nacionales, 100full b2b The Mute, Proyekt b2b Ville-K y Optimus b2b Vandermou ofrecieron sesiones bastante progresivas a medida que iba pasando la noche y optando por un sonido cañero pero optando en su mayoría por el deep drum and bass y el rolling. El broche de oro lo pusieron Save The Rave en el cierre, que optaron por neurofunk y un drum and bass mucho más cañero para finalizar una noche fantástica para aquellos que tienen un oído más exquisito para el drum and bass.

En cuanto al sábado, llegaba con su nuevo álbum ‘Transmission‘ bajo el brazo Julian Jeweil, uno de los artistas con más actividad dentro de Drumcode Records, el sello de Adam Beyer. El francés ofreció no solo su nueva música sino algunos clásicos como ‘Venice‘ o ‘Chrome‘, en una sesión de hora y media en la que el público no dejó de bailar. Lo acompañaron Herman Priet en el warm-up y Fonsi G, que actuó antes y después de la sesión del francés adaptándose perfectamente al momento de la noche y optando en general por un techno y tech-house al que el público respondía bien.

Cosmos no logró un sold out con Julian Jeweil pero el ritmo de venta fue muy superior con respecto a otras fiestas de techno que han tenido bastante buena acogida esta temporada con artistas como Marc Maya o Edu Imbernon. Cuando las cosas se hacen bien…