La marca de Tale Of Us: Afterlife, vuelve a Printworks por tercer año consecutivo colgando el cartel de ‘Sold Out’

Por segundo fin de semana consecutivo volvímos a Londres para disfrutar de nuevo en uno de los mejores clubes de la capital inglesa: Printworks London, esta vez para asistir a uno de los eventos más esperados y destacados del año. Afterlife, el sello de Tale Of Us, regresó a la antigua fábrica de papel por tercer año consecutivo para dar rienda suelta a su espectáculo musical y visual con un cartel de escándalo, compuesto por jóvenes y experimentados que logró colgar el cartel de ‘Sold Out’.

Te puede interesar: Innellea vuelven a estar de estreno en Afterlife, ‘The World Returns’ ya está disponible en el sello de Tale Of Us

Comenzamos hablando de los horarios, que tuvieron cambios a última hora. Muy de acuerdo con los tiempos elegidos, mostrando una gran progresión en ambas salas haciendo que muchos nos maldijéramos por no poder dividirnos en dos. En cuanto llegamos al evento nos dimos con la sorpresa, no muy agradable, de las alteraciones: cambio de cierre de Kevin de Vries por Ae:ther. Este último acabó pinchando dos veces, lo que modificó algo el orden de la Dark Room.

Curioso dato el que vimos en nuestro camino a Printworks: cada cinco pasos te encontrabas a un trabajador indicándote el camino, haciéndose imposible tu perdida. Entramos para disfrutar del cierre de Colyn, una de las revelaciones del sello este año. La sala aún se mostraba oscura, con muy poca iluminación y con ausencia de efectos visuales, al igual que el sonido que se mostraba a bajo volumen en las primeras horas. Combinación perfecta en el warm-up del holandés que se lució con un set que apuntó a su estilo característico y en el que no faltaron algunos de sus últimos estrenos, como ‘Amor’, ‘Resolve’ o ‘Khazad Dum’. La intensidad, en todos los sentidos, comenzaba a subir sobre las 14:15 hora inglesa con la presencia de Denis Horvat. El danés fue uno de los más destacados de la noche con un set muy suyo y en el que sonaron varias IDs muy destacadas como ‘Patenta’, próximos estrenos como ‘Tanja’ (este viernes en Innervisions) o algunos de sus últimos estrenos como ‘Noise’.

Denis Horvat @ Afterlife x Printworks

El curioso proyecto de Radio Slave y Patrick Manson: SRVD debutaba en un show de Afterlife, llevando la perfomance al sello de Tale Of Us. Una curiosa combinación de techno y house con voz en directo. Tras el destacado inicio, decidimos visitar la Dark Room para disfrutar del cierre de Fango, que optó por lanzarse al house a 122 BPMs con ritmos tribales, dando paso a la odisea melódica de Innellea. El dúo alemán demostró porqué son una de las promesas clave de la escena melódica actual con una hora de live fantástica y exquisita frente a un público muy entregado. Una hora de música propia con algunos de sus temas más conocidos, últimos estrenos y temas sin estrenar.

La sala principal se preparaba a las 16:30 para vivir uno de los mejores sets de la tarde, si no el mejor. El dúo formado por los hermanos Mateo y Amedeo: Mathame, debutaba en Printworks London por todo lo alto ante un público expectante.

La sala ya ha empezaba a coger seriedad y cada vez parecía más impresionante: el panel de visuales ya estaba en pleno funcionamiento, dejando algunas instántaneas para el recuerdo. El juego de luces era perfecto combinándose con los lasers y el sonido era muy limpio, aunque nos seguía faltando algo de potencia. Aún así, las sensaciones no pudieron ser mejores.

El dúo italiano mostró porqué ha ido ascendiendo escalón a escalón en este último año y nos regaló un set centrado en las melodías más profundas, pasando por oscuridad y alegría. Un set lleno de emociones, con conocidos temas como ‘Fade In To You’, su remix a ‘All I’ve Got’ de Rüfus Du Sol y algunas IDs tan destacadas como ‘Forever’, ‘7 Days 7 Nights Away’ o su remix al ‘Lose Control’ de Meduza, que se rumorea que saldrá el próximo 20 de diciembre.

Tras el fantástico set de Mathame se le dio paso a Patrice Bäumel, quien ofreció un set más dirigido hacia el house con diferentes melodías, vocales y ritmos, siendo fiel a su variado estilo. En ese momento comenzaba VNTM en la Dark Room. El joven holandés, que aún no se ha estrenado en Afterlife pero que tiene que estar al caer, preparó un set especial para esta velada con un live de una hora de un set repleto de temas aún inéditos, fundiéndose en un potente b2b con Kevin De Vries de una media hora de duración.

VNTM @ Afterlife x Printworks

Las últimas tres horas y media quedamos atrapados en la sala principal por el sonido de Recondite y Tale Of Us. Con el alemán, la sala cogió un aura más mística y oscura, quedando perfecto el ambiente con el sonido único de Lorenz Brunner aka Recondite. Como es habitual, el artista alemán nos deleitó con un live de una hora, compuesto en su mayoría de temas ya estrenados como ‘Sol’, ‘Rainmaker’ o ‘Channel’ aunque alguna que otra ID muy interesante.

Y como no podía ser de otra forma, Tale Of Us entraban en cabina para cerrar un nuevo evento de su sello, poniendo el broche de oro a este fantástico día. Un set muy completo que nos guío por un viaje en que se intercalaron las melodías con diferentes vertientes del techno, provocándonos la lagrimita en ciertos momentos. Un cierre como dios manda con una selección musical de diez, destacando varias IDs del dúo italiano como sus remezclas al ‘Hold To The Light’ de Kas:st o al ‘Running Up That Hill’ de Placebo, al igual que otros temas de artistas de la talla de Fideles, Alfa Romero o Innellea.

Por último vamos a comentar varias cosas sobre la sala y ambiente:

Printworks London es una auténtica maravilla. Vaya lujo de club, vaya producción en todos los sentidos. Un sonido muy limpio que podría ser más potente, pero le damos el notable. La iluminación está a otro nivel, espectacular. La sala principal puede ser muy agobiante en ciertos momentos, punto negativo, siendo rentable cogerse la entrada con acceso a balcón, en donde tienes total libertad. Pero quitando todos estos detalles, la sala recoge una esencia especial que todo amante de la electrónica debería vivir alguna vez en su vida.

También queríamos dar las gracias a la sala y en concreto a su coordinadora Freya por el gran trato recibido, lo cual hizo aún más especial el día.

Volveremos