El club acogió la primera actuación en España del productor número 1 del mundo según 1001Tracklists, el cual demostró por qué es uno de los DJ del momento

Una Semana Santa frenética en Madrid, cuyo apogeo ha sido el fantástico evento de elrow Town, empezaba ya el miércoles noche con una cita marcada en nuestro calendario desde que lo conocimos allá por febrero. NOX en su afán de traer nombres nunca vistos en España se adelantó a todos, convirtiéndose en los primeros en firmar una actuación de Vintage Culture en nuestro país. Sin duda un acierto sobre el papel, ya que traes al productor número 1 del mundo el pasado año y uno de los artistas más importantes de la actualidad, y por supuesto lo teníamos que comprobar en persona.

Wololo Sound entrevista a Vintage Culture

Ya en las calles aledañas a Galileo 26 se veía mucho brasileño en el ambiente, un pequeño adelanto de lo que iba a ser luego The Bassement Club, demostrando que en la música electrónica el público brasileño es uno de los más apasionados del mundo. La noche comenzó con un warm up por parte de Saldívar, dos horas en las que el DJ puso a punto la pista de baile con una selección musical donde destacaba algunos clásicos del mundo del house y un tech house con muchos sonidos latinos.

Una vez terminó, la noche empezó a hablar portugués con la sesión de Gonçalo. El DJ vinculado a Dreambeach se adaptó a la noche, realizando un set muy distinto a cuando pisó la cabina de The Bassement con la visita de HI-LO. El miércoles Gonçalo pinchó un tech house muy fresco con varios de los mejores temas de la actualidad como ‘Say Yeah’ de James Hype o ‘Alley Rave’ de Andrea Oliva. Un repertorio para caldear el ambiente, el cual iba mejorando a medida que se acercaban las cuatro de la mañana, antes de la actuación estrella de la noche.

Angel Linares / @angelinaresfoto

Al terminar Gonçalo, Lukas Ruiz hizo acto de presencia en la cabina y el público se volvió loco. Varias banderas de Brasil se podían observar entre los asistentes que empezaron a corear el nombre de Vintage Culture una vez se empezaron a escuchar los primeros acordes de ‘Free’. Pero la excitación inicial se evaporó en un minuto cuando de repente la canción empezó a realizar un horrible y molesto sonido que, sumado al alto volumen de la sala, se cargó la atmósfera del inicio del set. Vintage trató de poner varias veces el track pero siempre con el mismo sonido como resultado, por lo que probablemente el archivo estuviera corrupto.

Aun así, los brasileños de la sala empezaron a dedicarle un cántico animando al DJ que finalmente desistió de empezar con ese track y puso otro que dio rienda a dos horas de disfrute. Vintage Culture demostró por qué Brasil es uno de los países que ahora mismo domina las tendencias en la música electrónica, ya sea en clubs con Green Valley, en géneros con el brazilian bass que dio paso al slap house, en apoyo del público y por supuesto en artistas, con Alok y el propio Vintage Culture a la cabeza.

Angel Linares / @angelinaresfoto

Lukas hizo una selección musical casi perfecta con muchísimos rompepistas que intercalaba con varios de sus éxitos como ‘You Give Me A Feeling’ junto a James Hype, su tema en Defected ‘It Is What It Is’, el remix junto a John Summit del ‘Drinkee’ de Sofi Tukker o el remix a Kasablanca de ‘Hold Me Close’. Eso sí, durante el set echamos en falta varios tracks como el éxito junto a Sonny Fodera ‘Nightjar’ o uno de sus recientes tracks, ‘Commotion’, que hubiera funcionado perfectamente en la pista de The Bassement.

Una vez llegaron las seis de la mañana y las luces del club se encendieron, llegó uno de los momentos estrella de la noche. Como sabéis el DJ brasileño junto a Kiko Franco hicieron el remix más famoso al tema ‘Love Tonight’ de Shouse, y fue el tema elegido por Vintage para cerrar su set. Con la gente cantando al unísono, el equipo de NOX le regaló el clásico muñeco que dan a los artistas que entran a la familia y se vivieron los últimos coletazos de una noche que marcó el inicio de esta Semana Santa tan electrónica que hemos tenido en el país, y más concretamente en The Bassement con el estreno de SPOT y Umami con Solardo.

Vintage Culture Nox
Angel Linares / @angelinaresfoto

Una vez la música desapareció solo se escucharon los gritos del público coreando el nombre de Vintage, el cual atendió al final a varios de sus fans para hacerse fotos antes de entrar al backstage. Sin duda la primera visita de Vintage Culture supo sobreponerse a un inicio complicado para terminar regalándonos una noche increíble a todo el público que asistió a The Bassement Club el pasado miércoles. Ahora ya solo queda un show más de NOX antes de acabar las confirmaciones que conocemos, James Hype el 6 de mayo. Otra cita que no nos perderemos en nuestro calendario.

Se podría decir que los auriculares ya son una extensión más de mi cuerpo. Un periodista al que le encanta viajar, ver Netflix hasta las tantas, y por supuesto la música. | "It's all about house music"