Fabrik lo ha vuelto a hacer. El club de referencia del hard de la noche madrileña cierra el año con una nueva 150 que no dejó indiferente a nadie.

Que Fabrik es el espacio de referencia del hard es algo casi objetivo, pero cada vez se supera más. La esperada y última 150 del año se celebró el pasado 3 de diciembre en la discoteca madrileña, y hemos necesitado varios días para recuperarnos. No importó el frío, ni el “pre-puente”. Allí se congregaron una vez más todos los fieles del hard, esperando disfrutar de la música con un line up de categoría. Y aquí estamos para contároslo todo. ¡Allá vamos!

Las ganas y los nervios se palpaban en el ambiente y no era para menos. Los BPM empezaron a elevarse en la Main room de la mano de Yeyo para dar paso a Adrenalize, quien deleitó a su público con temas tan esperados como el novedoso ‘Hide Away’. Le siguieron Vicente One More Time y Noisecontrollers, quienes supieron mantener el ambiente de forma inigualable. El dúo escocés Rebelion una vez más nos cortó la respiración con su ritmo frenético, haciendo vibrar al público de una forma inigualable. Tanto en Qlimax, el pasado mes de noviembre, como ahora en Fabrik, lo han dado todo sobre el stage. Están en su mejor momento, y se nota.

Rebelion

Mientras tanto, en la SatéliteReborn y Atmosfearz no se quedaban atrás. Elevando los ritmos, atrajeron e hicieron saltar a su público como solo ellos saben hasta que Adaro apareció en escena. Con la sala hasta arriba y un ambiente inmejorable, pudimos disfrutar del dj holandés que nos deleitó con temas tan esperados como ‘The air that I breathe (Remix)‘, ‘No fear‘ o ‘Death or Glory‘. Le siguió B-Front, uno de los djs más aclamados por el público de la música hard. Lo que se vivió en la sala se puede resumir en: buenos temas, buen ambiente y un ritmo inmejorable que, como siempre, nos hará echar de menos tremendamente a Bob hasta la próxima vez que nos visite.

Por supuesto, no nos olvidamos del Area Club, donde se puede disfrutar de la música y proximidad de los artistas de la mejor manera posible. Cuando llegó el turno de Bass Modulators y, no lo vamos a negar, teníamos curiosidad. Después de que Roland Evers, uno de los integrantes del dúo, anunciara hace algunas semanas su abandono de los escenarios, muchos nos preguntábamos si la esencia de Bass Modulators se iba a mantener intacta. Y afortunadamente, así ha sido.

Atmozfears
Satélite

Rick Mitchells, el otro integrante del dúo y quien ahora lleva las riendas de su música en solitario, demostró sobradamente su capacidad de transmitir la esencia de su música como hasta el momento habían venido haciendo, ¡gracias Rick! Disfrutamos de temas como ‘Oxygen‘, ‘Legacy‘ y el bien conocido y esperado ‘Imagine‘, así como el nuevo ‘Life’s a Beach‘. Además, contamos con la compañía del integrante de Break of Dawn, quien pinchó algunos temas con Rick. A las 5:00h am, los corazones de nuestros ravers estaban divididos. Quienes disfrutaron del cierre en el Area Club de Estasia, tuvieron un ritmo cardiaco que subió al máximo con el estilo vertiginoso de la artista holandesa, quien nunca deja de sorprendernos.

Por otro lado, llegaba el turno del cierre en la Main por parte del esperado y aclamado Sefa, también uno de los favoritos de la noche, y quien se ha llevado buena parte de los cierres de los grandes festivales nacionales e internacionales de este año. No es de extrañar, porque sabe ofrecer a su público lo mejor: una mezcla perfecta entre melodía y kicks de infarto. Durante su set pudimos saltar con temas ya conocidos (pero siempre esperados) como ‘Walking in the air‘, ‘God´s plan‘ o ‘The Omega‘, pero también de nuevas IDs (presentadas en Qlimax) y nuevos tracks, como ‘No one is like us‘, en colaboración con Rooler, Sickmode y Levenkhan. Si hay alguien que sabe cerrar una noche de forma inmejorable, es él. Sefa, esperamos volver a verte pronto.

Así terminó la última 150 del año, y desde aquí esperamos que quienes no pudisteis asistir esa noche, al menos hayáis podido sentir la música a través de nuestras palabras. Pero no os preocupéis: el 14 de enero de 2023 Fabrik vuelve a traernos una nueva 150 con un cartel que habla por sí solo.

Raver & Festival girl 24h/7d. En mis ratos libres dicen que soy farmacéutica hospitalaria. Un compañero de trabajo me dijo una vez que era como un colibrí. Ahora lo entiendo: mis latidos van a +150 bpm.