Dub Elements & Friends vuelve a consolidarse como la fiesta referente del drum and bass en España

Bilbao, Valencia, Madrid, Barcelona, e incluso de Italia y Portugal… Gente de toda España y parte de Europa se reunieron el pasado 2 y 3 de febrero para asistir a una de las grandes citas del drum and bass en nuestro país. Dub Elements había logrado una vez más juntar en una sola fiesta a lo mejor del drum and bass nacional con artistas internacionales de primera entre los que encontrábamos a los triunfadores del 2017 en el género, Camo & Krooked; y a SaSaSaS, uno de los grupos con más auge en la escena, como cabezas de cartel.

Cabe destacar la presencia imponente del jump up en este cartel, con respecto al neurofunk que se venía imponiendo no solo en pasadas ediciones de esta fiesta sino en Sevilla en general. Una nueva apuesta que sin duda alguna conquistó al público, que estuvo entregado al 100% ambos días desde primera a última hora de una forma asombrosa.

En la fiesta contamos con una sala principal con los artistas internacionales y algo de support nacional y el ‘Room‘, con un ambiente mucho más underground y en la que los mejores DJs nacionales del género como Save The Rave, Juno o el show en directo de Drum Invaders junto a las voces de Maria Lea y Dohiser MC dieron un espectáculo de lo lindo con el mejor drum and bass y sonido neurofunk y deep del momento.

En cuanto a los días, vayamos por partes… El primer día entramos para disfrutar los últimos trazos de Saiko, DJ nacional que se lució con el mejor scratch que podríamos imaginar sobre drum and bass, dejándonos a todos impresionados y abriendo paso para una de las mejores actuaciones del los dos días. Llegaba A.M.C, aunque (por suerte o por desgracia) venía solo. Su compañero Turno ni siquiera pudo llegar a España pero A.M.C supo tomar las riendas. Y fue ahí cuando nos demostró por qué es reconocido como el segundo mejor DJ de drum and bass del momento (después de Andy C). Junto a Turno suele optar por el sonido jump up, pero al ir en solitario se decantó más por el estilo que más le gusta, ofreciéndonos una variedad muy exquisita del sonido más cañero de neurofunk, jump up y todo tipo de drum and bass, que acompañado de su técnica hizo disfrutar a los asistentes de lo lindo.

 

Tras A.M.C llegaban ellos. Son de nuestros artistas favoritos y no es para menos. Su álbum arrasó en 2017 y su set del pasado 2 de febrero arrasó con nuestros corazones. Camo & Krooked volvían a B3 tras varios años desde su última visita, y el público estaba deseando verlos de nuevo. Nos deleitaron con remezclas a su álbum (algunas de ellas ya conocidas) de artistas como Signal, Dossa & Locuzed, Malux o Document One. Durante hora y media una mezcla de su mejor sonido con el drum and bass más elegante y profundo nos sumergieron en un ambiente inmejorable, en el que vimos también trazas de neurofunk muy limpio de artistas como Enei, Kasra o Mefjus e incluso algo de deep drum and bass. Una sesión a la altura de las espectativas.

Acabó esa media hora y llegó Levela, quien nos hizo disfrutar de lo lindo con su jump up, aunque nos deleitó con una sesión bastante variada en cuanto a sonido, apostando también por algo más deep y drum and bass más genérico, evitando así una sesión monótona. Simula, Annix, Hedex… Mucho sonido jump up de calidad sonó en esta sesión que se nos hizo bastante corta.

Tras Levela llegaban los anfitriones, Dub Elements, cuya sesión sería estándar al contrario que el Classics Set del sábado 3, mostrándonos lo mejor del sonido actual con temas de artistas como Neonlight, Noisia o sus últimas (y quizás futuras) referencias de su sello. Tras ellos llegaban Limewax & Thrasher representando el sonido crossbreed, que a medida que avanzaba la sesión acabó convirtiéndose en puro hardcore típico del sello PRSPCT. Sin duda un cierre que dejaría al público extasiado para el día siguiente.

Llegaba el sábado 3 de febrero, y el público se recompuso lo mejor que pudo de la locura que vivimos el viernes para acoger a una nueva tanda de artistas de primer nivel. Comenzábamos la noche con Oto, quién apostó por un sonido de lo más cañero con música de Mr. Frenkie, Noisia o Mefjus entre otros para dar paso a DJ Hype, que tardó un poco en aparecer. Oto mantuvo la compostura y siguió pinchando casi media hora más sacando ases bajo la manga como el ‘Blej’ de Halogenix o el ‘Transmitter’ de Enei y Kasra, entre muchos otros temas, para animar al público mientras llegaba DJ Hype. Y tras unos veinte minutos, DJ Hype entra en escena y nos ofrece un verdadero espectáculo en lo que maestría a los platos se refiere. Sonido jump up, jungle y el mejor drum and bass en una hora que hizo delicias de los que estaban deseando disfrutar de esta leyenda del género. Nos hace muy felices saber que volveremos a disfrutar de él junto a DJ Hazard en Dreambeach 2018.

Y por fin llegaban otros de los más esperados del fin de semana. SaSaSaS (acrónimo de Harry Shotta, Shabba D, Skibadee y Stormin) hacían acto de presencia junto a DJ Phantasy, que supo manejarse bien a los platos pese a la falta de su compañero Macky Gee. Stormin no pudo asistir tampoco dado a sus últimos problemas de salud, pero su equipo se acordó de él y le dedicaron varios temas en directo. Muchísimo jump up, un verdadero espectáculo de los MCs y muchísimas IDs del próximo álbum de Macky Gee hicieron que fuera la hora y media más loca que recordamos en muchos años de drum and bass en Sevilla. Un show a la altura de pocos artistas y que tendremos la suerte de revivir dentro de unas semanas en Rampage 2018.

Tras la locura de SaSaSaS llegaban dos de los maestros de RAM Records. Calyx & TeeBee dieron una masterclass de cómo mezclar sonido festival y sonido club en la misma sesión. Habiendo visto ambas caras de estos dos artistas en directo, la mezcla fue sublime, empezando fuerte con su ‘Skank’ y siguiendo con su sonido más contundente a la vez que intercalaban con sonido más ligero e incluso deep drum and bass. Una sesión de 10 que nos acercaría al broche final de la noche.

Dub Elements volvía a hacer acto de presencia para cerrar con su ya típico Classics Set, en el que los temas más míticos de artistas como Pendulum, Noisia o Chase & Status deleitaron al público hasta el final de la fiesta.

Y así es como acaba otra edición de la que se ha convertido ya en cita ineludible del drum and bass en España. Probablemente la próxima sea en septiembre, en la tercera edición Open Air del festival, pero quién sabe si Dub Elements tendrá algo más preparado para nosotros…