La polémica edición del concurso musical, con Ucrania como vencedor, volvió a dejar a sus espaldas una buena cantidad de tracks con abundante influencia electrónica

La última edición del Festival de la Canción de Eurovisión no dejó indiferente a nadie, ni política, ni musicalmente hablando. Se celebró en el Pala Alpitour de Turín, Italia, hace apenas unos días tras la victoria de la banda de rock Måneskin en la edición de 2021 en Róterdam (Países Bajos). España tuvo la victoria más cerca que en muchos años con una propuesta de tintes latinos bautizada como el “chanelazo”, que encandiló a media Europa. Si bien, una vez más, Eurovisión fue un espacio donde fluyó la electrónica y sus diferentes vertientes y en este artículo os haremos llegar nuestra selección de temas, tanto finalistas como semifinalistas.

LUM!X, PIA MARIA – Halo

Los austriacos no se hicieron un hueco en la gran final pero nos brindaron una de las referencias más electrónicas del evento. Vio la luz a través de Spinnin’ Records, así que poco más que añadir. LUM!X y Pia, con ‘Halo’, fueron uno de los dúos más jóvenes del festival con un formato dj-cantante y toques innegables de synthwave. El productor no es ningún desconocido para nuestra escena y es que es autor de ‘Monster‘, un éxito viral en las listas que ha superado los 200 millones de reproducciones en Spotify y que ha sido editado por artistas como Robin Schulz.


wrs – Llámame

¡Hola, mi bebebé! Rumanía nos ha trasladado este año a algo así como la Ibiza de antes de 2010. Su cantautor WRS es un hombre con muchos talentos, desde bailarín para iconos del pop como Inna hasta apariciones en boybands como SHOT. Sorprende ver a este país con un estribillo en español, porque el resto de la canción es en inglés. Y aunque ‘Llámame’ no se asemeja para nada a la escena electrónica actual, no podemos negar que una vez la empiezas a cantar, cuesta parar.


Alvan, Ahez – Fulenn

Tanxugueiras, pero mal. Alvan y Ahez vienen desde Francia con ‘Fulenn’ para ofrecernos algo que han llamado “techno celta”, aunque con una puesta en escena que ha causado revuelo entre los más forofos de las gallegas que se quedaron a las puertas de representarnos. Cantos tradicionales y elementos orgánicos que hacen referencia a los antiguos mitos de la Bretaña francesa se han mezclado en un híbrido con electrónica progresiva en esta propuesta francesa.


Subwoolfe – Give That Wolf A Banana

La categorizada como propuesta friki del festival, indispensable siempre en Eurovisión. Noruega tuvo una actuación cuanto ni menos curiosa con sus dos lobos enmascarados (lejos de nuestros idolatrados Daft Punk) que, según ellos, vienen de la Luna. Quizá su canción ‘Give That Wolf a Banana’ también venga de ese mismo planeta, porque en el nuestro no ha acabado de convencer.


We Are Domi – Lights Off (ESC Version)

Lo que comenzó como algo gestado para una sola vez, concretamente para un proyecto en el Leeds College of Music en 2016, pronto se transformó en una salida creativa a tiempo completo para Dominika, Benjamin y Casper, alias We Are Domi. Representando a la República Checa, este trío se abandera bajo el electro-pop alternativo con toques de indie que tan de moda está en la escena internacional más mainstream.


Citi Zēni – Eat Your Salad

¿Seguro que no es Bruno Mars? Letonia viene este año con Citi Zeni y su ‘Eat Your Salad‘ un sexteto que nos ha traído toques de dance setentero y ochentero. Saxofón, teclado, guitarra, bajo y batería acompañan a este track de influencias disco cuya letra es de lo más peculiar a la par que descarada y reivindicativa. Ecología o veganismo son sólo algunos de los movimientos que encarna este grupo y a cuyos oyentes invitan encarecidamente a unirse.


Michael Ben David – I.M

Una canción fiestera, muy eurovisiva, LGTBI+ y de tintes étnicos, aunque poco memorable. Israel participó con ‘I.M’ cantada por Michael Ben David, que sabía perfectamente a qué público dirigirse cuando la compuso. Podría ser la copia barata de cualquier diva del pop actual, por lo que no es ni mucho menos nuestra favorita de este año.


Brooke – That’s Rich

La vocalista de Irlanda, Brooke, alcanzó la fama por primera vez como finalista en la serie de 2020 de The Voice UK, bajo la tutela de la artista ganadora del Grammy Meghan Trainor. Una mezcla entre pop, disco y synth bastante animada pero también común de parte de esta compositora y cantante que ha levantado pasiones no sólo en su país natal, sino también en Reino Unido.

Todo lo que tenga bpm altos me llama la atención, pero cualquier tipo de electrónica es bienvenido. Go hard or go home!