El archiconocido artista lanzó su último disco el pasado viernes envuelto en una turbulenta revuelta por el logo utilizado en la portada del mismo

La polémica está servida una vez más en la industria musical. El lanzamiento del nuevo disco de la superestrella pop canadiense Justin Bieber ha traído revuelo en forma de posible plagio. La revista Rolling Stone confirmó que el dúo francés ha puesto en marcha mecanismos legales para evitar que Justin utilice de manera ilegítima la famosa T en forma de cruz cuya tipografía tiene registrada Justice como marca.

El manager de Justice aseguró que el equipo de Justin Bieber se puso en contacto con ellos en mayo de 2020 para “discutir un tema sobre un logo”. El manager asegura que esa conversación jamás llegó a producirse y la siguiente noticia que tuvieron sobre dicho logo fue cuando Bieber anunció el lanzamiento de su nuevo disco, con tracklist y portada incluídos. En su momento, la discográfica Ed Banger se tomó con cierto humor el asunto, bromeando acerca del tema. Pero el asunto ha cobrado un cariz mucho más drástico en los últimos días.

Según el medio Rolling Stone, los abogados del dúo francés habrían presentado una carta de cese y desistimiento en la que piden que se deje de utilizar inmediatamente dicho logo (tanto en la venta de discos como de merchandising relacionado con el artista), que Justice tiene registrado como marca desde el año 2008.

En la carta, el dúo adjuntaría los emails donde se pide al equipo de Justice tener esa reunión que nunca llegó a ocurrir, así como la petición expresa de retirar el logo registrado de inmediato, bajo amenaza de demanda. El manager asegura querer proteger “a toda costa” el logo de la banda. Seguimos a la espera de que este asunto se esclarezca y las negociaciones y acusaciones tomen forma.

Vivimos con toda la música del mundo a nuestro alcance. Mi objetivo es haceros descubrir y disfrutar con mi gran pasión.