Instagram Wololo Sound

El Gobierno balear no permitirá a un gran número de establecimientos de ocio nocturno abrir sus puertas durante este verano

Una de las noticias que más temíamos se ha hecho realidad: todos aquellos amantes de la electrónica que teníamos en mente ir a Ibiza este verano tendremos que esperar, por lo menos, hasta la temporada estival del año que viene para poder disfrutar del ocio nocturno de la isla. Esta mala noticia es fruto de la última decisión del Gobierno balear, y es que éste no permitirá que una gran parte de los locales de ocio nocturno abran sus puertas a lo largo de este verano. Ejemplo de ello es el comunicado que hizo ayer The Night League, la empresa responsable de salas como Ushuaïa o Hï.

Quizá te interese: El mundo de la electrónica contra el coronavirus

A pesar de la reivindicación de recuperar la actividad de las empresas del sector del ocio y entretenimiento, según afirma Jesús Sánchez (presidente de la Asociación Balear de Ocio Nocturno y Entretenimiento – ABONE), la respuesta del conceller de Turismo del Gobierno balear (Iago Negueruela) ha sido que las salas de fiesta y discotecas con oferta de baile estarán vetadas incluso durante 2021 o hasta que se encuentre una vacuna efectiva contra el COVID-19. Sin embargo, el conceller reconoce que es posible que los locales pequeños que solo ofrezcan música y que sus clientes puedan estar sentados, puedan abrir sus puertas bajo unas condiciones de seguridad muy estrictas y reduciendo sus horarios.

Quizá te interese: WELCOME SUMMER 2020: La música del verano ha llegado

Vista la difícil situación en la que los empresarios se ven inmersos, el pasado lunes dichos empresarios celebraron una asamblea en la que se acordó elaborar un documento con una contraoferta que permita recuperar la ansiada actividad del sector. La idea detrás de esto es diseñar una prueba piloto de diez días que autorice la entrada de clientes hasta ocupar un 33% del aforo, sin permitir el baile, respetando siempre la distancia de seguridad e identificando a los clientes para después poder hacer un seguimiento en caso de que alguno dé señales de haber sido contagiado.

 A día de hoy no sabemos nada más. El documento con la propuesta ha sido remitido a la conselleria y estamos esperando nuevas noticias pero lo que sí sabemos es que no podremos bailar en las baleares, hasta al menos, la temporada que viene.

Fuente: Diario de Ibiza