Tras meses de actualizaciones, de esperas, y de muchas betas, llegó por fin lo que muchos estábamos esperando, FL Studio 20. Una interfaz sencilla, un precio asequible, y la necesidad de no muchos recursos para poder trabajar, han hecho siempre del software de Image Line, la elección favorita de muchos para sus primeros pasos.

Vamos al nombre, ya que muchos son los que se preguntan porque este salto de la versión 12 a la 20. La explicación es bien sencilla, al igual que Apple hizo con el iPhone X, Image Line ha querido rendir un homenaje a los 20 años de FL Studio, y renombrar así su software.

El álbum en el que trabajaba Avicii, a la venta este año

La principal novedad, es sin duda la compatibilidad nativa con macOs. Un rumor que llevamos años escuchando, y que por fin se ha hecho realidad. Los proyectos serán intercambiables con Windows, y los plugins serán compatibles (también los plugins de terceros). Si hemos adquirido la licencia de Windows, podremos trabajar en Mac sin costes extras.

Entre sus multiples novedades, encontramos varias que fueron pedidas por los usuarios, como el aumento del mixer a 125 pistas (y 500 en la playlist). Además contamos con la vuelta del editor gráfico, que desapareció en la versión 12, la posibilidad de tener varios playlist dentro de un mismo proyecto, podemos renderizar pistas que se añadirán automáticamente a nuestra playlist. Siguiendo en el playlist, ahora también podremos ocultar tracks agrupados. Pequeñas y grandes novedades que se suman a la actualización de muchos plugins nativos y que sin duda mejorarán la experiencia de usuario.

FL Studio 20 lo que no cambia es el precio, mateniendo la versión ‘Producer Edition’ en 189 euros. Salió a la venta el pasado 22 de mayo, y puedes hacerte con el desde su página oficial.