El cantante y productor de ascendencia hawaiana The Chain Gang of 1974 lanza su quinto disco, «Honey Moon Drips».

Kamtin Mohanger, más conocido como The Chain Gang of 1974, es uno de esos artistas cuya música no puede describirse en pocas palabras. Su estilo se puede ubicar, a grandes rasgos, dentro del synth pop de tintes retro y el indie electrónico, pero su sonido es muy característico. El tratamiento de las emociones y la nostalgia han sido su seña de identidad desde el primer día.

Desde su primer álbum, “White Guts”, ha tenido un gran número de seguidores, que no han hecho más que aumentar. Sus colaboraciones con grandes figuras del EDM como Jai Wolf, Dillon Francis o Flux Pavilion le han dado presencia en este mundillo. Hoy, tres años después de “FELT”, nos trae su último álbum, “Honey Moon Drips”.

Single «Philosophy of Love» de The Chain Gang of 1974

Muchos de los temas de este disco habían sido lanzados como singles a lo largo del último año, ya que el lanzamiento del mismo fue aplazado. Aun así, decidimos no escucharlos para no hacernos “spoiler” del álbum completo.

QUIZÁS TE INTERESE: LADY GAGA VUELVE CON SU NUEVO DISCO, CHROMATICA.

En “Honey Moon Drips”, Kamtin nos hace sentir como nuestra su nostalgia, la mirada al pasado, los días de juventud que pasaron, la inseguridad, la inocencia perdida… Un sinfín de emociones que nos llevan a momentos felices y no tan felices. En temas como “YDLMA”, “Times We Had” o “Such A Shame” habla del desamor desde un punto de vista melancólico. A veces parece que echa de menos esos momentos en las que los problemas triviales parecían un mundo. En “4AM Still Lonely” reflexiona sobre si merecen la pena la desazón que provoca el amor, un punto de vista bastante interesante y que no habíamos visto en sus temas hasta ahora.

Honey Moon Drips nos deja al The Chain Gang of 1974 más melancólico en sus letras.

A nivel estilístico, si bien es cierto que The Chain Gang of 1974 ha sido siempre un auténtico cóctel de influencias, y no iba a ser para menos en “Honey Moon Drips”. Desde temas que parecen inspirados en el pop ochentero de artistas como Spandau Ballet como “YLDMA” a otros que son 100% electrónica actual como Champagne Saturday. El mejunje de electrónica con sonidos ochenteros y noventeros se mantendrá a lo largo de todo el álbum.

“Honey Moon Drips” continúa profundizando en el sonido de The Chain Gang of 1974. Si bien es cierto que no aporta ninguna revolución en su estilo, el álbum se respira cohesionado y se hace muy agradable a la escucha.

Vivimos con toda la música del mundo a nuestro alcance. Mi objetivo es haceros descubrir y disfrutar con mi gran pasión.