Instagram Wololo Sound

Tras varias colaboraciones a modo de adelanto, Sub Focus y Wilkinson presentan su primer gran trabajo conjunto en forma de álbum, con el que tienen un objetivo muy claro

Durante los últimos años e incluso durante la última década, Wilkinson y Sub Focus han sido dos de los grandes abanderados del drum and bass a lo largo de todo el Reino Unido, Europa y el mundo entero. Su música siempre ha tenido un perfil comercial que ha encajado con prácticamente todos los estilos y subgéneros del drum and bass y de los ritmos rotos en general. Himnos como ‘Afterglow‘, ‘Rock It‘, ‘Half Light‘ o ‘Timewarp‘ han hecho que estos dos artistas sean, por separado, dos de los mayores nombres de la historia del género.

Lo mejor del drum and bass en el mes de septiembre, recogido en ‘Sounds of Drum & Bass’ con artículo y playlist exclusiva de Spotify: artistas nacionales, novedades y clásicos de todos los estilos

Pese a colaborar juntos en varias ocasiones, esta vez han ido en serio, lanzando un álbum conjunto en forma de dúo. ‘Portals‘ está compuesto por un total de once temas que, pese a no sorprender en absoluto ya que cubren ese sonido que tanto conocemos de estos artistas, nos deja buen sabor de boca.

Sub Focus and Wilkinson Portals

Teniendo como eje principal el drum and bass, Sub Focus y Wilkinson han ido un paso más allá en lo que a música comercial se refiere, trayéndonos temas con variantes de house y ritmos rotos melódicos a BPMs más lentos como ‘Stratus‘, ‘Alone‘ o ‘Just Hold On‘. Esta mezcla de breakbeat con influencias del UK garage y con toques melódicos es muy característico del sonido pop inglés, al que artistas como Sigma, DJ Fresh o Rudimental se han sumado en numerosas ocasiones, llegando a lograr numerosos Top #1 en listas como Billboard.

Estos temas que rondan los 125 BPM, e incluso los de drum and bass, tienen un patrón común: son lo más comercial posible. Este álbum podría suponer llevar el drum and bass a lo más escuchado de Reino Unido una vez más, y poniendo a Sub Focus y Wilkinson en los oídos de muchos millones de personas más.

Como resumen general, podemos sacar varias conclusiones. La primera es que el sonido de este álbum no sorprende, y nos trae absolutamente todo lo que esperábamos: sonido melódico, pegadizo y comercial. La segunda es que, gracias a este alarde de experimentación con otros géneros de la electrónica, podríamos considerar a este álbum más “electrónico” que drum and bass. La última, es que Sub Focus y Wilkinson tienen todos los ingredientes para conquistar el panorama pop del Reino Unido, al igual que ya hicieron artistas que hemos mencionado anteriormente como Sigma o Rudimental.


Sabemos que quieres más drum and bass, y nuestra mejor manera de dártelo es con ‘Sounds of Drum & Bass‘, la playlist exclusiva del género que renovamos cada mes con novedades, clásicos y lo mejor de nuestros artistas y sellos nacionales. Puedes encontrar mucho más en nuestro perfil de Spotify.