Por primera vez en seis años el veterano artista nos deleita con un disco de estudio

Estamos de enhorabuena en esta última semana de febrero. Si ayer os hablábamos del cambio de dirección que toma Calibre en su último LP, hoy toca hablar del nuevo disco de Nu:Tone, el primero en seis años. Si bien es cierto que el artista lanzó en 2017 ‘Somewhere Between The Light‘ como Nu:Logic, su proyecto en conjunto con Logistics, es una gran noticia tener por fin novedades del artista en solitario.

Este ‘Little Spaces‘ no supone ni muchísimo menos una evolución desmesurada en la carrera del artista. Asentado como uno de los nombres más destacados del liquid drum & bass de los últimos 15 años, la necesidad de innovar es más bien poca, lo cual no quita que este disco sea plenamente disfrutable y de gran calidad.

TE PUEDE INTERESAR: CALIBRE SE SALE DE LA ZONA DE CONFORT EN ‘FEELING NORMAL’

El álbum se encuentra a medias entre la orientación a la pista de baile y a la escucha algo más alejada del club. Encontramos tracks con líneas de bajo muy aceleradas y con un groove en su punto como ‘Can’t Stop, Won’t Stop‘, ‘Jonas‘ o ‘Warm Glow‘ en los que vemos el lado más «cañero» de Nu:Tone (sin perder su habitual sutileza). Pero sin duda nuestros favoritos son esos temas en los que el gran protagonista es la melodía. ‘Souled Out‘, ‘Helarctos‘ o ‘The Moment‘ se unen a la larguísima lista de hits del liquid que el artista no para de engordar con cada lanzamiento que saca al mercado.

El disco fluye con gracia, la mezcla está en su punto y en ningún momento desentona lo más mínimo. Una lección más de drum & bass elegante y sofisticado del gran Nu:Tone. ‘Little Spaces‘ ya está disponible en todas las plataformas. Puedes apoyar al artista vía BandCamp.

Vivimos con toda la música del mundo a nuestro alcance. Mi objetivo es haceros descubrir y disfrutar con mi gran pasión.