La leyenda viva de la electrónica británica nunca deja de traer material exquisito y esta es la última prueba.

Podríamos decir que lo que ha hecho Calibre en este nuevo disco es salirse de su zona de confort. Sin embargo, a estas alturas uno no sabe ya donde empieza y donde termina la zona de confort de esta absoluta eminencia. El estilo que le ha dado más fama y con el que ha logrado un mayor reconocimiento es el drum & bass. Más concretamente el liquid funk, estilo del que Calibre es prácticamente el padre y uno de los nombres más importantes (si no el que más) de la historia del género.

El artista lleva ya unos cuantos años intercalando álbumes de drum & bass y ediciones de la serie ‘Shelflife‘ con álbumes más introspectivos y alejados de su estilo habitual. Lo que encontramos en ‘Feeling Normal‘ podría considerarse un punto intermedio entre el Calibre más experimental e intimista de ‘Planet Hearth’ con el más orientado a las pistas de baile de ‘4AM‘.

TE PUEDE INTERESAR: MOMA READY LANZA 21 TRACKS INÉDITOS

Calibre se vuelve a alejar de la faceta drum & bass para adentrarse en nuevos territorios

En esta ocasión se aleja del drum & bass y se centra en los 140 BPM para regalarnos una sensación cercana a la que sentimos con su faceta drum & bass, pero mucho más pausada y reflexiva. El disco está orientado a la pista de baile pero sin ser excesivamente reiterativo ni «machacón». La producción, como es habitual, es exquisita y nos encandila en todo momento. Encontramos en su mayoría beats cercanos al breaks y al downtempo, con pinceladas garage como en ‘Good Times‘ o ‘Say Enough‘. Incluso coquetea con el 2-step en ‘Miami‘.

Calibre prosigue su constante renovación estilística y ‘Feeling Normal‘ es otra bocanada de aire fresco a su cada vez más ecléctica discografía. Puedes escuchar el disco al completo en las plataformas de streaming habituales y apoyar el proyecto vía BandCamp.

Vivimos con toda la música del mundo a nuestro alcance. Mi objetivo es haceros descubrir y disfrutar con mi gran pasión.