Instagram Wololo Sound

Todos los artistas tienen como metas diferentes objetivos. Los DJs, pinchar en el mainstage de algún mega festival; los cantantes, que su voz se escuche en alguna radio en especial; y los productores, poder crear un proyecto largo donde una gran variedad de canciones formen un conjunto y un significado especial. Esta mayor meta puede ser un álbum y su creación puede llegar a durar años. Aquí viene Joris Voorn y ‘Four’, su nuevo proyecto de grandes dimensiones donde, tras cinco años desde su último ‘Nobody Knows’, nos vuelve a deleitar con sus dotes en el estudio. En este tiempo hemos podido escuchar diversos singles, remezclas, colaboraciones… pero un álbum es algo especial.

Fabrik volverá a recibir Año Nuevo con su gran cartel de elrow

Como su propio nombre, Joris nos presentó cuatro trabajos previos al lanzamiento del LP. Cuatro tracks en los que mostraba unas pinceladas de la belleza musical que nos presenta ahora. Y es que son en estos LPs donde el holandés muestra su lado musical en todo su esplendor. Sin buscar las temas pisteros saca toda la melodía y la música que lleva dentro y, en este caso, nos muestra sus influencias en la escena europea de los años noventa. “Creo que la mitad de los noventa fue la época más inspiradora de todos los tiempos en cuanto a la música electrónica. Los artistas iban descubriendo nuevos sonidos y géneros a diario, desde entonces no ha habido época con tanta innovación en un periodo tan corto de tiempo.” dice Joris.

Desde ‘Never’ a ‘Shallow’ son catorce las pistas que forma lo nuevo de Joris Voorn, ‘Four’. Y en todas ellas podemos ver cómo la melodía es la protagonista, el santo y seña del holandés y con lo que nos enamora lanzamiento tras lanzamiento. La utilización de arpegios y synthes por encima de los drums. Música para sentir por encima de música para saltar. Y gracias a ello también los artistas elegidos para colaborar. Gente como Underworld, HAELOS, Lazarusman o Michiel Borstlap.

La melodía de ensueño de ‘Never’. El broken mix de ‘Distric Seven’, evocando el futuro de Blade Runner. Un conocido y querido ‘Ryo’ con el que rinde homenaje a su hijo pequeño. La inspiración en los dos primeros álbum de The Prodigy para crear ‘Life’, uno de los tracks más pisteros del álbum. El dub reggae unido a la electrónica y creado con el sintetizador Korg Poly-800 que da nomobre a este ‘Polydub’. La melodía progresiva y meláncolica llevada a cabo en ‘Antigone’ y que nos pone los pelos de punta cada vez que la escuchamos. ‘Mano’ nace de una progresión de acordes de Schubert y que Joris ha continuado y llevada a su terreno.

Ya puedes descargar este ‘Joris Voorn – Four’ desde aquí

En la primera colaboración del álbum, Lazarusman nos habla sobre la soledad de las personas, algo sobre lo que Joris ve reflejado en sus inicios musicales y que da lugar a ‘This City’. El perfecto balance entre emociones y energía de pista nos lo hace encontrar en ‘Dark’. De un track minimal techno con toques trance de los noventa a un profundo sonido que enlaza a la perfección con la vocal de Underworld. Con HAELOS crea su último ‘Messiah’ con un toque íntimo y misterioso. ‘Planet Nine’ marca un cambio en el álbum dando paso a los últimos trabajos y está inspirado en un futuro ficticio donde los humanos tienen que dejar la tierra para seguir su tecnológica vida en otros planetas. En ‘Blanky’ cuenta con el pianista Michiel Borstlap para dar lugar a uno de los tracks más instrumentales de ‘\\\\’. Por último e inspirado en el techno de Berlín, ‘Shallow’ nos muestra la puerta de salida con momentos emotivos.