Dos horas del mejor dubstep con algunas joyitas muy muy esperadas

¡POR FIN! Meses y meses de espera, y por fin tenemos en nuestras manos una de las recopilaciones más deseadas de todo el año. En clave de dubstep nos llega este segundo volumen de DPMO, subsello de Circus Records y marca que gestiona FuntCase personalmente. En esta serie de lanzamientos se encarga de reunir temas que han estado dando mucho de qué hablar en sus sets y en el dubstep en general, tanto de artistas conocidos como no tan populares. En el primer volumen recibimos el ‘Perish Song‘ de Phiso, el ‘4 Barz of Fury‘ y ‘Scary Yikes Grzz‘ de FuntCase y un total de 15 temas de artistas como Aweminus, Infekt o Cookie Monsta, entre otros.

MÁS DUBSTEP: Samplifire aterriza en Never Say Die con su nuevo EP ‘Mancubus’

En esta nueva entrega no solo tenemos más temas, sino un Continuous Mix del propio FuntCase, con un total de dos horazas del dubstep más bestia (riddim y no tan riddim). Temas muy muy pero que muy esperados como el ‘Impending Doom‘ de Lev3l y Sweettooth salen a la luz, al igual que el ‘Element 115‘ de MurDa, cuya tipografía ahora es MVRDA. Grandes nombres del riddim como Subfiltronik, Bloodthinerz o Infekt de nuevo hacen su aparición, siendo este el estilo predominante pero sin caer en el sonido tan monótono de este subgénero.

Y, lo que es más especial aún: una de los nombres nacionales con mayor notoriedad en el sonido dubstep y en concreto el riddim hace su aparición. Night Prayers pasa a ser Prayerz, creando una nueva faceta para enfocarla al 100% en lo que bass music se refiere. Su ‘Bad Saintz‘, que es de lejos uno de los temas más originales de todo este volumen, pone cierre a esta recopilación y el mero hecho de aparecer lo coloca en el punto de mira de muchos artistas cuya repercusión en el dusbtep es más que notoria, obviando el hecho de que ya ha sido seleccionado por el propio FuntCase. A partir de aquí, esperemos que las cosas no hagan más que mejorar.