Instagram Wololo Sound

El DJ y productor inglés lanza su segundo álbum del año de manera repentina, en el que muestra todas sus facetas estilísticas

Daniel Avery es de sobra conocido en la industria de la electrónica por su buen hacer a lo largo de los últimos años. Su primer álbum ‘Drone Logic‘, publicado en 2013, arrasó a la crítica con un estilo perfecto tanto para bailar como para escuchar. Su segundo disco, ‘Song for Alpha‘ le afianzaba como una realidad. Sus influencias del techno, big beat, acid house, breaks, ambient o electro hacían de su sonido algo realmente imprevisible y refrescante para el oyente.

No solo como productor ha tenido una carrera prolífica. Como DJ, Daniel Avery ha actuado en algunos de los clubes más importantes del mundo (Fabric, The Warehouse o Berghain) y festivales de sobra conocidos por todos (Dekmantel, Sonar o Dimensions).

SI TE GUSTA ESTO TE PUEDE INTERESAR: UPSAMMY SE MARCA UN DEBUT ESTELAR CON ‘ZOOM’

A principios de año Daniel Avery lanzaba un álbum colaborativo con el ex miembro de la banda Nine Inch Nails, Alessandro Cortini. ‘Illusion Of Time‘ estaba enfocado principalmente al ambient, alejándose de las pistas de baile y orientándose a la reflexión.

Daniel Avery nos sumerge ‘Love + Light’ en un viaje por toda su carrera artística

Lo primero que hay que destacar de este disco es la curiosa forma de la que se ha publicado. Lejos de la expectación creada durante meses y el lanzamiento de muchos singles para crear “hype” al público, ‘Love + Light‘ ha sido lanzado en el momento que el artista lo tuvo terminado. Sin adelanto, sin excesiva promoción. En la actualidad, buena parte de las opciones de éxito y repercusión están en la creación de expectación al usuario. Sin embargo, Avery se desprende de todo eso y nos regala el disco sin florituras.

Sin florituras a nivel promocional. A nivel artístico el disco es una auténtica maravilla. En la primera cara del disco nos sorprende con su lado más pistero y cañero. Techno, acid y hasta breaks toman importancia en ‘Dusting For Smoke‘, ‘Dream Distortion‘ o ‘Infinite Future‘. Sonidos distorsionados, bombos contundentes y ritmos que atrapan y nos hacen desear más que nunca la vuelta a las pistas de baile.

Daniel Avery – Love + Light (Infinite Future)

En la segunda cara, el disco toma un cariz totalmente distinto. Abre con ‘After The Fire‘ (un nombre que le viene como anillo al dedo al track) y se mete de lleno en su lado más profundo y melancólico. Los bombos pierden importancia y la ganan las melodías. Muchos temas son puramente ambient, sin un solo bombo de por medio. Destacamos principalmente ‘A Story In E5‘, ‘Pure Life‘ e ‘Into The Arms of Stillness‘, este último uno de los temas más brillantes de la carrera del artista.

Sin duda, ‘Love + Light‘ representa como artista al 100% a Daniel Avery. En uno de sus años más prolíficos, ya son dos grandes discos los que suma en su haber. Os dejamos a continuación el disco para que lo disfrutéis.