El artista sevillano deleitó al público con su set de siete horas, convirtiéndose en el máximo protagonista de la noche en la vuelta de su marca a Fabrik

El sábado 22 enero volvíamos a Fabrik para disfrutar de uno de los artistas más aclamados de nuestro país. El sevillano Wade volvía a la que es una de la mejores salas de España con su marca Criterio para realizar un All Night Long de siete horas, haciendo las delicias de las personas presentes en la sala madrileña, que pocas no eran. La noche se completaba con más tech house en la Club Area y una subida de revoluciones en la Satélite con un techno más contundente y acelerado.

Echamos la vista atrás al año 2019, año en el que entrevistamos a Wade

Llegamos bien temprano a la sala para coger sitio para lo que se venía, y no fuimos los únicos en hacer esto. Sobre las 23:00 de la noche, la Main Room ya mostraba un buen aspecto durante el warm up de altura del residente Raul Ortíz, quien escuchó los primeros “Wade, Wade” de la noche. A las 23:59 la sala principal ya se mostraba casi al completo, esperando a que se llenara con los últimos rezagados que estaban en el exterior.

A las 00:00 comenzó la locura, Wade daba el pistoletazo de salida a un set que, te guste más o menos, fue técnicamente perfecto y supo como meterse al público en su bolsillo desde el minuto 1. Pudimos observar en primera persona lo técnico y cuidadoso que es el sevillano en cabina, realizando cantidad de transiciones y subidas, intercalando temas con vocales tan conocidas y populares con remixes a temas como ‘My Humps’ de The Black Eyes Peas, ‘Do It To It’ de Acraze’, el ‘Rude Boy’ de Rihanna o el reciente edit de Catz n Dogz a la sesión 43 de Bizarrap junto a Chucky 73. También sonaron remezclas a instrumentales tan memorables como el ‘One’ de Swedish House Mafia y, por supuesto, no faltaron sus temas, haciendo bailar a toda Fabrik con su último hit ‘Passion’, ‘Mi Amor’ junto a Cloone y alguna que otra unreleased.

Fotografía de Raúl Sánchez

En siete horas de set no sólo pinchó tech house, si no que buscó el dinamismo al apuntar hacia otras direcciones, pinchando, en ciertos momentos, temas contundentes a BPMs más altos, cerrando su perfecta sesión con un tema de Nico Moreno, una de las figuras más destacadas de la escena del techno actual. Así acabó un set muy frenético y divertido, con el público entregado durante toda la noche, demostrando por que es uno de los artistas que más progreso ha tenido en nuestro país en los últimos años.

wade criterio fabrik
Fotografía de Raúl Sánchez

No todo fue Wade y la Main Room en esta curiosa noche, ya que en la satélite fue el lugar de los ritmos más revolucionados, donde sonó un techno a ritmos entre 130 y 138 BPMs de la mano de artistas populares como los vinculados a Drumcode Space 92 y Julian Juweil, la pareja nacional The Yellowheads y el espectacular cierre de otro artista español destacado: Ramiro Lopez, todo ello después del warm-up del residente César Almena.

Fotografía de Raúl Sánchez

Otro enganchado a esto que llaman música electrónica. Principalmente centrado en el componente melódico, el techno. el sentimiento rave y los breaks.