Asistimos a la versión made in elrow de una de sus fiestas más icónicas, ‘El Rowcío’

Este pasado domingo vivimos una de las fiestas del año en elrow Barcelona. Muchos de los asistentes con los que te ibas cruzando, comentaban la singularidad de un evento que es de los más esperados por los ‘roweros’ de pura cepa: ‘el rowcío’.

Foto: Fran Torres

El rowcío es una versión un tanto canalla y alocada made in elrow de lo que es vivir el Rocío en plena Feria de Abril de Sevilla. Es dicha celebración llevada al propio terreno del ambiente de las tantas fiestas que realiza la marca a lo largo del año. El rowcío es sinónimo de desenfreno, bailes folclóricos, tapas, buen rebujito, cante, baile, vestidos de faralae… Vamos, una fiesta en mayúsculas.

La expectación era bastante alta al asistir, ya que fue uno de los sold out más veloces de la temporada y no conocíamos bien el porqué de tal furor por una fiesta de la marca como ‘el rowcío’.

Todas las novedades sobres fiestas y residencias de Ibiza 2019

Pues bien, nada más acceder al interior del club, entendimos el porqué. Los asistentes vestían con atuendos flamencos: topos aquí y allá, flores, trajes de flamenca, sombreros cordobeses… y un largo etcétera de elementos típicos de la moda flamenca. Todo ello, sumado a la gran oferta gastronómica que se ofrecía a los roweros: jamón, tapas, gambas, rebujito… que se servía en las ‘casetas’ típicas de la Feria de Abril sevillana.

Encontramos casetas que servían jamón, tapas, rebujito…

En el escenario Las Filipinas concretamente, pudimos contemplar la actuación de diversos conjuntos rowcieros, los cuales cantaban por bulerías y animaban a la mayor parte del público a echarse unos bailoteos antes de poner rumbo a las otras salas del icónico recinto de Viladecans.

Foto: elrow

Nos dirigimos hacia la terraza, dónde estupefactos contemplamos la gigantesca decoración de el escenario: la recreación de la portada que da la bienvenida a los asistentes de la Feria de Abril de Sevilla. Allí estaban poniendo patas arriba la terraza Tini Gessler y Toni Varga, quiénes actuaban en formato back 2 back. Dos horas de set en la que no faltó la contundencia de los sonidos techno y tech house más melódicos.

Tini Gessler b2b Toni Varga

Acto seguido, el turno fue para Eats Everything, el gran cabeza de cartel de la jornada, en el día de su cumpleaños. Dan, nombre real del DJ y productor de Bristol, trajo la locura al lugar con un set de tres horas de duración y en el que nos sorprendió con un B2B casi al final de su sesión con la presencia del gran Andrés Campo. Apoteósico.

El equipo de elrow quiso desearle a Dan un muy feliz cumpleaños con una gran tarta.

De mientras, en la Main Room teníamos a uno de los veteranos residentes del lugar, Marc Maya, poniendo a tono a l@s rower@s más rebeldes virando musicalmente un poco más hacia un techno un tanto más ‘oscuro’ aunque con ciertos toques que recuerdan a producciones trance. Una vez finalizado el set, se puso Bastian Bux a los mandos de la sala. Destacamos que en su set estrenó dos nuevas IDs en primicia que saldrán por Suara próximamente.

Marc Maya en la Main Room

Para finalizar la intensa jornada en elrow Barcelona, volvimos de nuevo a la terraza para asistir al cierre con De la Swing a los platos, mientras, eso sí, teníamos a Ilario Alicante en la Main Room clausurando una jornada para el recuerdo para todos aquellos tanto asiduos como novatos a lo que es vivir una fiesta de la marca.

De nuevo, pudimos disfrutar de toda una magnífica producción la que pudimos contemplar en la ‘casa’ de elrow; todo ello sumado a un increíble line up y una tematización sencillamente brutal, de película. El Rowcío tiene un color especial, y si no nos crees, puedes ir a comprobarlo tu mismo a este enlace.

Foto: elrow