ElRow soprende una vez más con una nueva fiesta en la que el line-up y su increíble nueva temática ‘Rowsattacks’ dejaron con la boca abierta

Mi primera vez en elRow. No sabía con qué me iba a encontrar al llegar al buque insignia de la familia Arnau. Hacía un día radiante, la sonrisa estaba presente en la cara de la gente… Era el presagio de un Row para enmarcar. Me quedé alucinado con muchas cosas. La producción, una de ellas, por supuesto. Pero, sobre todo, la potencia y superlativa (absolutamente superlativa) calidad del sonido. Es un bendito escándalo. Esté donde esté uno, en cualquier rincón, siente los bajos, los medios y los agudos con una precisión sobrenatural. Una verdadera gozada.

¡Participa en el sorteo de dos invitaciones a elRow Barcelona “Nowmads New World” del próximo 3 de marzo!

El suizo Andrea Oliva arrancó su sesión en el Main con mucho más groove y sonidos mucho más fresh de lo que suele pinchar en las famosas fiestas ANTS de la isla blanca. Es algo que suele suceder en elRow. El público adora el tech-house. Simultáneamente, Claptone estaba poniendo patas arriba la emblemática Terraza con su ya habitual repertorio de remezclas: Daft Punk, Gregory Porter y, cómo no, el clásico “No Eyes” no faltaron.

Foto: elRow

La gran cita de la jornada para la mayoría de los asistentes, sin embargo, la protagonizaba el australiano FISHER. Debutaba así en Barcelona una de las grandes figuras del tech-house en el pasado 2018, año en el que saltó al estrellato con su ya célebre ‘Losing It’, tras haber irrumpido en la escena un año atrás con ‘Stop It’. Ambos tracks desataron la locura, pero hay que reconocer que FISHER sorprendió con otras opciones más ‘techno’ como el ‘Rave’ de Sam Paganini o el particular remix de Carl Cox al mítico ‘Finder’ de Ninetoes. Sin duda, fue el main act de la jornada: conffeti por doquier, humo, performers disfrazados de ‘aliens’ y astronautas… Algo apoteósico.

Foto: Fran Torres (@frantorreslive)
Foto: elRow
Foto: elRow

Quizás te interese: Wololo Sound entrevista a Julian Jordan

Se escucharon temas muy interesantes durante la sesión de los Mambo Brothers y el cierre de De la Swing en la Terraza. A destacar también los sets de Bastian BuxGeorge Privatti Eddy M en el Main o el cierre de Rhoowax en el RowBar, pero nos quedamos con la zona de Las Filipinas. Eso sí que es un jolgorio mayúsculo (nuevamente, qué sonidazo). Y el cierre de jornada con Julius y, sobre todo, con Alex Pott me hizo sacar el fantástico ‘Shazam’ a pasear en varias ocasiones.

Foto: ElRow

En definitiva, muchas veces nos sumergimos tanto en exquisiteces musicales que olvidamos que hay muchos otros factores que pueden hacer de una fiesta un grandísimo evento. El público se lo pasó en grande. Y si no me creéis, aunque no os apetezca, pasad por elRow cuando vuelva a abrir puertas. No os arrepentiréis. Palabra.