La sala Blue de Fever roza el llenazo en la apertura de la octava temporada de Bullshit

En Bilbao nos gusta la vuelta al cole de septiembre, al cole de los fines de semana: Bullshit Club. Este pasado sábado arrancó en la sala Fever su octava temporada y tenía los ingredientes perfectos para ser una noche memorable. Fox Stevenson fue su primer invitado internacional, suponiendo su visita la vuelta de la Bass Music a la capital bizkaina. La Blue presentaba prácticamente un llenazo como los que hacía tiempo que no veíamos y un clima idóneo para recibir al polivalente artista británico.

Como de costumbre, la noche empezó a la 1:30 de la mano del residente Eyeri Merino, quien se puso al mando de los platos con un bigote al más puro estilo Martin Solveig para dar las primeras pinceladas de la noche a ritmo de una variada música House. El logroñés presentó una sesión que fue en crecimiento en cuanto a intensidad, tocando a grandes rasgos sus vertientes del Disco y el Bass, destacando temas como su propio ‘Need You’ para el placer de un fiel y animado público o la megacolaboración francesa de DJ Snake, Tchami, Malaa y Mercer en ‘Made In France’. Casi dos horas de calentamiento y todo en bandeja para el invitado especial.

Wololo Sound entrevista a Fox Stevenson

Fox Stevenson tomó el testigo de Eyeri en cabina para regalarnos una sesión que tuvo una mayor inclinación hacia el Dubstep que hacia el Drum & Bass y bien es cierto que destacó más por su selección musical que por el manejo de los CDJs. Sus canciones insignia fueron infalibles: ‘Miss You’, ‘Dreamland’ o ‘Bruises’ fueron de lo más bailado con algún que otro pogo. Tampoco pudo faltar su particular homenaje a Noisia tras anunciar la disolución del trío a finales de 2020, pinchando su remix a ‘Smack My Bitch Up’, o el tema más esperado por la gran mayoría para cerrar, ‘Go Like’. Literalmente, a Stan se le fue de las manos y al ver que se había pasado media hora de lo que tenía previsto actuar puso el punto final con un “oh, sh*t” y se mostró muy agradecido con el público.

Aún restaba algo menos de una hora para que las luces se encendieran y le tocaba pasar por cabina a Lenny Stryer. Artista local que ha actuado en Bullshit en múltiples ocasiones y sabe poner una marcha más aunque sean las 5 de la mañana y el público esté cansado. Neurofunk marca de la casa para aportar un plus de diversidad musical a la noche y cerrar hasta dentro de un mes. Sí, el 26 de octubre toca la segunda. ¡Hasta pronto, familia de Bullshit!