La nueva apuesta de la costa del levante arrasa en su mejor edición hasta la fecha el pasado domingo 31 de octubre en la mítica Sala Repvblicca

¡Que nos pellizquen para creernos que lo que vivimos en Halloween fue de verdad! El día más oscuro y spooky del año se llenó hasta arriba potencia, nostalgia y dedicación en nuestra visita a Repvblicca bajo la bandera de Bomb!Bass. Con una mejorada puesta en escena gracias al sistema de sonido, las luces y láseres, la innovadora marca de eventos hard incorporó entre sus filas a artistas tan demandados como Phuture Noize, D-Sturb o Sub Zero Project, un cartel que fue capaz de atraer a público de distintas partes del país para disfrutarlo.

Pero aquella noche dio de qué hablar no sólo por lo que se vivió dentro, sino también fuera desde las primeras horas. Ravers con su propia música bailando hakken a las puertas del club nos pusieron una sonrisa en la cara en nuestro camino hacia la entrada. Una vez nos hicimos con la pulsera, entramos para atender al set de una de las figuras más destacadas del hardstyle madrileño y nacional, y residente de Fabrik, Yeyo. Su dinamismo en cabina no lo demostró sólo por sus remezclas y selección acertada de temas, sino también por su labor como MC motivando a los asistentes durante el resto de la noche.

A pocos pasos de distancia, salimos a la Terraza con Wakan sonando y sus pitidos masieros calentando el ambiente. Al mismo tiempo, la Mamba Negra y adorada reina del uptempo español Lady Dammage finalizaba su set con una pista a rebosar expectante a la intro que vendría después para dar la bienvenida al primer internacional de la noche.

¡Phuture Noize, Phuture Noize, Phuture Noize! Los gritos de los allí presentes obviaron lo que ya suponíamos. Marco Spronk era uno de los más esperados de la velada, por sus escasas apariciones en nuestras fronteras y su estilo tan atractivo. Su álbum ‘Silver Bullet’, su EP ‘electronic heartbreak.’ y clásicos como ‘Fire’ fueron cantados a coro evidenciando que su característica música dejado marca en España. Su fusión de lucidez y sombras sigue siendo una de las más vanguardistas de la industria actual.

Otros dos que se hicieron notar y cuyos shows están pegando fuerte por todo el globo fueron Sub Zero Project. Thomas y Niels, por muy jóvenes que sean, llevan años consolidados en la escena hardstyle, creando un concepto nuevo cada temporada y poniendo patas arriba cada escenario que pisan. Y el de Repvblicca no fue menos. Con tracks clásicos, recién estrenados e incluso por estrenar, el dúo holandés revolucionó la noche plagada de un dedicado público que llevó banderas, camisetas e incluso la cara pintada con su conocido logo. Finalizado el primer hemisferio de Bomb!Bass, tampoco nos perdimos a D-Sturb y sus tonos más crudos y contundentes que darían paso a Angerfist, quien creemos que está en proceso de solicitar la nacionalidad española por sus frecuentados sets en nuestro país.

Bomb!Bass demostró que la vuelta a la normalidad está aquí, que el hard está en su mejor momento y que entre los ravers abundan las ganas de repetir momentos como este. Si tu también eres uno de ellos, apunta en el calendario el próximo 7 de diciembre porque Bomb!Bass vuelve con Coone, Korsakoff y más productores por confirmar en el puente pre-navideño.

Todo lo que tenga bpm altos me llama la atención, pero cualquier tipo de electrónica es bienvenido. Think less, rave more!