La décima temporada de la fiesta underground más llamativa del País Vasco arranca por todo lo alto

Art After Dark dio comienzo a su undécima temporada superando las expectativas el pasado viernes, 21 de septiembre. La peculiar fiesta de música underground que tiene lugar con carácter mensual en el Museo Guggenheim Bilbao, y cuya organización y programación artística corre a cuenta de Fever, congregó al suficiente número de personas como para colgar el cartel de sold out varias horas horas antes de comenzar el Diynamic Music showcase, espectáculo concedido por artistas del sello discográfico de Solomun. Si ya habitualmente estos eventos son muy concurridos, el aliciente de Diynamic era el factor clave para rozar el máximo aforo. LeharJohannes BrechtKarmon -en dicho orden- fueron los encargados de hacer disfrutar a la noche bilbaína de una odisea auditiva.

Art After Dark y Diynamic, juntos en el mejor sitio posible

Pocos minutos antes de comenzar a sonar la música de Lehar, a las 22:00, Guggenheim Bilbao abrió sus puertas para dar paso al hall del museo a una gran cantidad de asistentes que esperaban en la puerta haciendo cola. Por lo que al público respecta, se respiró un ambiente adulto, pudiendo encontrar desde los más jóvenes, de 18 años, hasta madres y padres de 50 años, aproximadamente, a juzgar por nuestra vista. Tampoco es ajeno encontrar una buena variedad cultural en este tipo de eventos, dado su gran tirón entre el colectivo Erasmus de la ciudad. Mientras la pista de baile se iba llenando progresivamente, el DJ italiano hizo bailar a los más rápidos en presentarse -muy interactivo- con ritmos tribales y Afro House, antes de dar paso al Techno más melódico con tintes Acid. En cuestión de 20 o 30 minutos encontramos una pista bastante llena, pero con el suficiente espacio para bailar sin estorbos; y así se mantuvo el resto de la noche.

Johannes Brecht fue el siguiente en tomar el relevo en cabina del espectáculo con el que nos deleitó el sello alemán. Al contrario que su compañero Lehar, que desarrollo su sesión en formato de DJ set, el artista alemán se atrevió con un Live de una hora, alejado de los CDJ que había usado hasta ese momento su predecesor. Las posibilidades que ofrece el Guggenheim son variadas, por lo que optamos por subir al tercer piso del museo bilbaíno para observar desde las alturas la ambientación del hall, así como las luces y el juego de sonidos que realizó Brecht in situ, paseándose por el Techno melódico más delicado y elegante al comienzo y entrando en los sonidos contundentes del Raw. En este momento decidimos aprovechar para visitar la exposición inaugurada este mismo día, llamada “De Van Gogh a Picasso. El Legado Thannhauser”, y que permanecerá en la capital vizcaína hasta el próximo 24 de marzo.

Al llegar la medianoche, Johannes Brecht se despedía entre aplausos mientras Karmon subía al escenario para afrontar la última hora de la noche a los platos. El artista holandés, ante una pista ya totalmente abarrotada, optó por ritmos a caballo entre el Melodic y el Dub Techno, con ritmos muy animados y dejando con ganas de más a una inmensa mayoría de los asistentes,

A la 1:00 de la mañana se encendieron las luces (previa ovación a Karmon), pero este no iba a ser el fin de la noche. Fever Club Bilbao sigue vinculado a Art After Dark y esto significa que la fiesta sigue. El local Josu Aramburu se encontraba ya aclimatando su sala Blue mientras los tres artistas de Diynamic llegaban a la discoteca. Para facilitar el desplazamiento, Fever puso a disposición de los asistentes al Museo Guggenheim un autobús gratuito que les llevaría hasta sus instalaciones para poder continuar con esta experiencia hasta las 6:00 de la mañana. Ha sido uno de los detalles incorporados este año y, sin duda, un gran acierto para alentar a sus clientes.

Desde Wololo Sound solo nos queda dar las gracias a Museo Guggenheim Fever Club Bilbao por el trato recibido. Es una experiencia que recomendamos vivir y que la noche bilbaína tendra la oportunidad de volver a disfrutar el próximo 19 de octubre, tal y como anunciaron en sus pantallas, con Booka Shade (Live)Alex Niggemann en lo que será la celebración del décimo aniversario de Art After Dark.

Gorka Hernández
Lo mejor de la música es compartirla con otras personas y estoy aquí para ello. Antes era de progressive, ahora le doy un poco a todo lo que sea original y me transmita algo.