Instagram Wololo Sound

“El otro día estaba viendo un live de Glitterbox y apareció un tipo que desconocía: Jellybean Benitez. Te mando los deberes. Ponte el set e investiga sobre él”. La semana pasada, un amigo que me ha dado el mundillo de la música electrónica me escribió este mensaje con el planteamiento de una buena idea para escribir un artículo y esa es la razón básica por la que estáis leyendo ahora estas líneas. He investigado sobre ese artista y me he llevado más de una sorpresa. Os invito a seguir leyendo.

John Benitez, artísticamente conocido como Jellybean Benitez, es un batería, guitarrista, bajista, escritor, DJ y productor neoyorkino de ascendencia puertorriqueña. Creció en la parte sur del Bronx, donde comenzó a recibir sus primeras influencias musicales por la colección de discos de su hermana principalmente y fue ella misma quien le dio este apodo por sus iniciales. En 1975, se trasladó a Manhattan y comenzó a asistir a clubs de música disco que le inspiraron para iniciar su carrera como DJ. En sus primeros seis años, Benitez ya había pinchado en locales tan populares como Xenon, Paradise Garage, Studio 54 o Funhouse.

El primer gran hito de su carrera llegó en 1983, cuando la discográfica de una joven Madonna contactó con él para producir varias canciones de su primer álbum. Jellybean Benitez trabajó en éxitos como ‘Lucky Star’ o el famoso ‘Holiday’, pero no fue su “descubridor”, ya que un año antes Mark Kamins ya había compuesto ‘Everybody’ para ella; sin embargo, el estadounidense puede presumir de ser el autor del primer hit de la reina del pop. Cabe destacar que antes de esta unión musical ya mantenían una relación más personal y sentimental que duró dos años.

Esta etapa supuso un salto enorme en su carrera y le ayudó a posicionarse entre los productores más buscados del momento, lo que le llevó a componer para Michael Jackson, Paul McCartney, Jocelyn Brown, Whitney Houston y otros muchos cantantes de primer nivel. Por otra parte, creó dos compañías discográficas: H.O.L.A. (Home of Latino Artists) y Jellybean Records como guinda a aquellos años 80 y 90.

Entrando en este siglo y milenio, hay dos hechos remarcables en el periplo de Jellybean Benitez. En 2005, logró hacerse un hueco en el Dance Music Hall Of Fame junto a compañeros de renombre como François K., Frankie Knuckles o Nile Rodgers; y en 2011, fue uno de los protagonistas del regreso de Studio 54 Radio (un canal 24/7 sin anuncios dedicado a la mejor música de baile y disco clásica) como productor ejecutivo, puesto que conserva actualmente.

Él mismo ha admitido en entrevistas que no le gusta que se le etiquete de “leyenda”, pero es innegable que todo su recorrido merece ser reconocido y valorado. Os dejamos que disfrutéis de una de sus sesiones más recientes, la que nos abrió las puertas de la investigación:

Fuentes: Madonna: Express Yourself, Miami Herald, La FM, Billboard, Europa Press, Diario de Ibiza, Wikipedia