De nuevo vuelven a caer acusaciones de abusos sexuales sobre Snails, quien ya fue salpicado en su día tras los enormes escándalos de Datsik y Bassnectar

Aquí estamos, otra vez, hablando sobre DJs y escándalos sexuales. Esta vez es el turno de Snails, un artista conocido por la escena dubstep y que en su día ya recibió algunas acusaciones cuando el gran caso de Datsik salió a la luz hace unos años y el de Bassnectar hace unos meses, provocando la desaparición de ambos de la escena. Sin embargo, no se le prestó atención. Hasta hoy.

El pasado mes de julio se creó en Instagram una cuenta llamada @evidenceagainstsnails, en la que se publicaban todo tipo de acusaciones de manera anónima contra el artista. En algunas de las múltiples publicaciones podemos leer cosas como “quiso emborrachar a una amiga mía y al día siguiente tenía moratones en los brazos sin recordar nada“, “quiso emborracharme pese a que no quería beber más, y siguió salpicándome alcohol sobre la boca, llegando incluso a hacerlo con su otra mano agarrándome del cuello” o “soy promotor y sé que Snails emborracha a mujeres sin su consentimiento, hay fotógrafos que tienen pruebas de ello“.

Diplo recibe una orden de alejamiento por mala conducta sexual

Un sinfín de acusaciones que ayer recibieron una respuesta por parte de Fred en el siguiente comunicado:

Dentro de todo ese texto podemos leer que Fred aclara que “si alguna vez ofendí a alguien por animarles a beber, nunca fue mi intención. Era mi responsabilidad asegurarme del bienestar de los que me rodean. […] El abuso sexual es un crimen muy serio. Si alguna vez incomodé a alguien, quiero expresar mis más sinceras disculpas. Aunque no pueda negar los sentimientos de alguien, nunca he tenido ni tengo intención de hacerles daño. […] Es muy fácil que acciones tan inocentes como hablar, chatear o mandarse mensajes de texto puedan malinterpretarse, especialmente en el contexto de una gira en la que interactúo con tantísima gente a diario“.

El comunicado ha generado más respuesta aún, como la de un mánager que le respondió “literalmente me pediste que te mandara chicas a las 6 a.m. y les pediste abrir botellas de champán con el culo”. Parece que esto va a ir para largo, y no pinta nada bien para el artista, pero sí para la escena.

Snails no niega ninguna de las acusaciones, y afirma en el comunicado que esto le ayudará a aprender cómo tratar a los demás y convertirse en mejor persona. De momento, no se han presentado acusaciones formales contra el artista. Pero si algo sabemos sobre estos casos es que, cuando el río suena…

Drum and bass en todas sus vertientes como plato principal. En este perfil se aceptan todo tipo de géneros musicales.