Instagram Wololo Sound

2020 no está siendo, definitivamente, un buen año. En la noche de ayer conocimos la triste noticia de la muerte de uno de los productores más queridos en las décadas de los 80, 90 y 2000 en nuestro país. Un artista absolutamente inimitable y al que quizá las nuevas generaciones no llegaron a conocer. Además de unirnos a la tristeza de este hecho, en este artículo queremos hablar un poco sobre José Padilla, el dj que está considerado padre del chill out.

Nacido en Barcelona, José Padilla puso rápido sus miras en la isla de Ibiza. En 1975 se mudó a las Baleares para conocer una isla totalmente diferente a lo que sabemos de ella hoy en día. En 1991 se convirtió en el residente y absoluto referente de Cafe del Mar, que sería durante tantos y tantos años un lugar de culto para los visitantes de Ibiza y para los seguidores de la música electrónica. El potencial del lugar fue siempre visto con los mejores ojos por un Padilla que supo dar las mejores bandas sonoras posibles a los atardeceres de los años 90 en Ibiza, convirtiéndolo en toda una eminencia en sus calles.

Tras varios recopilatorios musicales para Cafe Del Mar, el artista produjo sus primeros álbumes originales en 1998 y 2001, siendo este último, ‘Souvenir‘, nominado incluso a un Grammy Latino. Varias compilaciones más y un último regreso en 2015 con ‘So Many Colours‘, fueron las últimas piezas de José.

Nada sería como conocemos hoy en la música chill out, ambient o deep house. El “terraceo” en su puro sentido de la palabra tuvo su gran impulso en este tipo de sonidos que José Padilla exportó al mundo entero desde su cabina en Ibiza.

Este pasado mes de julio un afectado José comunicaba a sus seguidores que padecía cáncer, y que estaba teniendo serias dificultades económicas para afrontar el tratamiento y las diferentes facturas. Finalmente en la noche de ayer se comunicó su fallecimiento. Descanse en paz.