Se acerca el verano y la pregunta que todos tenemos en la cabeza sigue sin responder: ¿qué pasará con los eventos? A estas alturas de la película deberíamos tener ya algunos posibles escenarios a la vista, pero lo cierto es que la incertidumbre sigue reinando en el aire y el progreso está siendo mucho más lento de lo que esperábamos.

Estuvimos en el concierto de Love Of Lesbian: 5000 personas y sin distancias

Aún así, estamos viendo parcialmente la luz al final del túnel a través de experiencias como la de Sala Apolo, el concierto de Love Of Lesbian que vivimos en primera persona con hasta 5000 asistentes y los distintos eventos sin distanciamiento que están teniendo lugar en países como Holanda. Y parece que la ciudad condal pretende continuar demostrando que se puede disfrutar de la música y de la cultura en general de forma segura, todo ello de la mano de la empresa de bioseguridad que ya se encargó de los shows en Apolo y el Palau Sant Jordi.

La idea es que cinco discotecas y cinco restaurantes de Barcelona puedan realizar nuevas pruebas piloto donde serían necesarias algunas medidas como sistemas de desinfección de aire y la utilización de aplicaciones como LibertyPass que facilitarían el seguimiento de los posibles contagiados.

A priori la propuesta ha recibido un feedback positivo pero habrá que esperar a que las autoridades, en concreto el Pla Territorial de Protecció Civil de Catalunya, se pronuncie para saber realmente lo que pasará. A pesar de ello, parece que se avecina una temporada no muy diferente a la del año pasado y que la música en directo, tal y como la conocíamos, tendrá que esperar un poco más.

Fuente: Klubbing Kids

Todo lo que tenga bpm altos me llama la atención, pero cualquier tipo de electrónica es bienvenido. Think less, rave more!