A juego con su quinto aniversario, la Black Label de Never Say Die celebra el lanzamiento de su número 100. Así se presenta Valley Of Death de Kill Feed

Parece ser que Never Say Die esta dejando el terreno para los nuevos talentos. Este mes de marzo hemos podido ver nombres poco sonados en la industria como son Leotrix, Hairitage o Kill Feed, el protagonista de esta entrada. Kill Feed es uno de los jóvenes productores que ha entrado en el subsello de Never Say Die recientemente (y uno de los favoritos). Se estrenó el pasado 2019 con Multiplayer‘ EP, aunque la mayoría le conocemos por el impresionante clip que tiene con SQUNTO (dudo mucho que un unreleased le haya dolido tanto a la comunidad del dubstep actual).

Ahora, su nuevo EP ha sido el elegido para salir como el lanzamiento número 100 de la Black Label de Never Say Die, lo que celebra también el quinto aniversario del subsello pilotado por SkisM. Así suena Valley Of Death de Kill Feed.

Si quieres más música, sigue nuestra playlist ‘Sounds Of Dubstep’

Mirando el EP a rasgos generales, nos damos cuenta de que a Kill Feed le gusta ir directo al grano y en todos los temas emplea intros muy breves. De hecho, el tema que da nombre a ‘Valley Of Death‘ se compone casi únicamente de drops que recuerdan a unas pistolas láser (puede que de ahí surja el titulo). The Nuke se presenta con una intro muy apacible y calmada que poco a poco llega a un build up muy tentador que hace entrar en calor a cualquiera. El drop empieza con una subida que nos recuerda al ‘NOSVISV‘ de Samplifire para después soltar un dubstep muy seco y agudo seguido de un segundo drop de hybrid trap.

En Cheesecake, el productor nos presenta la pista más carismática del EP. Un tema que comienza con happy hardcore y de la nada te deja caer en el riddim más seco y pesado. En el último track del EP, Astral, Kill Feed se mantiene en este último género, que rompe de manera cortante y aguda basado en sonidos de lo más estridentes.

Quizás te interese — Seis de los clubs más raros del mundo

En definitiva, Kill Feed ha conseguido crear un EP con melodías de lo más originales y drops cuyos graves suenan de maravilla. Con estas cuatro pistas, breves pero intensas, el productor nos demuestra que el futuro del dubstep está también en los nuevos talentos. Estamos ansiosos por ver qué nos deparará su carrera en la Black Label de Never Say Die.