Monstercat es, junto a STMPD RCRDS, el sello que más variedad de géneros presenta en sus lanzamientos. Pasando por casi todos los espectros del EDM salvo los que se acercan al techno, el sello canadiense nos trae esta semana 2 lanzamientos de dubstep de gran nivel. En 2021 no tienen pensado parar, y esto es solo una muestra de lo que nos espera.

Erigiéndose como uno de los más excitantes recién llegados a la música bass, Ace Aura irrumpe en el 2021 presentando su magia uniéndose a TYNAN para ‘Stay’. La entrada en Monstercat marca el debut en el sello para el distintivo productor, que ha aparecido en otros como Disciple Records, Circus Records, Dim Mak etc. Característica dominante del sabor de Monstercat, “Stay” encabeza un incesante asalto de energía en su universo escapista, compuesto por sonidos pixelados, samples de vocal, e implacables bajos. Construida sobre un simple bucle de piano, la polifacética producción recluta un rápido breakbeat en preparación para su escalada en un diseño de sonido emergente, equipado con progresiones de sintetizador apiladas y tonalidades melódicas. En su meticulosa producción, Ace Aura y TYNAN muestran que lo melódico y lo duro pueden coexistir sin compromiso.


Para el segundo lanzamiento de dubstep de la semana, EPTIC coge el protagonismo. El productor sigue haciendo dubstep como en 2012, a su bola, y con un sonido sobresaliente. En ‘Stop Pretending’, el productor no se deja nada en el tintero. Lanzado a través de Monstercat, es su primer tema en casi 12 meses, pero ha compensado su ausencia de la escena con esta nueva melodía insana.

A principios de 2020 estaba de gira tanto que no tenía inspiración para hacer música, y cuando estaba haciendo música, era la música que la gente quería que hiciera, no la música que yo quería hacer. ¡Esta canción es mi forma de volver a divertirme con la música y de disfrutar mientras la creo!

No toma mucho tiempo para que el ritmo termine y el bajo que divide los decibeles tome el control. El ritmo es implacable en toda la pista y hay algunos pequeños detalles y cambios que muestran el talento del productor Eptic. Una canción monstruosa que encarna su característico sonido dubstep de la vieja escuela, tiene un aire de UKF de principios de los 2010. Y eso nos encanta.