Never Say Die culmina el año a la perfección con el sexto volumen, que ya es tradición anual

Lo hemos dicho bastantes veces en este último tramo del año, y con razón. Si bien el sello principal de Never Say Die no ha tenido un año muy destacado, su subsello Black Label ha culminado una cantidad de buenos lanzamientos espectacular en esta última etapa de 2018. Es por ello que el sello toma la mejor opción posible para acabar el año: un lanzamiento conjunto de artistas de ambos sellos y en el cual abarcan todas las facetas posibles del dubstep. Desde Zomboy a Mastadon, pasando por Spag Heddy, Trampa o Krimer, este Vol.6 es uno de los lanzamientos de dubstep más variados del año. El único lanzamiento similar que hemos tenido fue el Disciple Alliance Vol.4 y nos dejó muy mal sabor de boca.

Wololo Sound entrevista a Ecraze

Sin embargo Never Say Die supera, una vez más, a Disciple en calidad. Y es que de un elenco formado por ZomboySpace LacesIvory, Oddprophet o BadKlaat no podíamos esperar mucho menos. Si bien es cierto que artistas como BadKlaat o Trampa no han estado a la altura, otros como Spag Heddy sorprenden y muy gratamente.

En general, Never Say Die muestra en esta recopilación lo que ya venimos sabiendo: artistas menos conocidos y jóvenes como Mastadon, Ecraze o TYNAN están a un muy buen nivel mientras que otros más conocidos como Zomboy o Trampa vuelven a decepcionar. Otros artistas como LAXX, Eptic o MUST DIE! siguen en su línea, por lo que este Volumen 6, pese a ser bastante completo y contener casi 20 temas, ha sido justo lo que se esperaba.