Music Business Academy

Ritmos duros, sonidos de dubstep del futuro, toques de nostalgia con sonidos noventeros y una experimentación sobresaliente: ‘CRISIS VISION’ es lo que esperábamos y más

Durante los últimos años, el dubstep ha sufrido un aumento general de creatividad, calidad, nuevos subgéneros con sonidos frescos y un mayor abanico de música experimental, gracias en parte a una oleada de artistas jóvenes que han marcado los pasos a seguir. Junto a esos artistas jóvenes, algunos veteranos de la escena han seguido su camino y se han adaptado sin perder un ápice de personalidad. Es el caso de MUST DIE!, el prominente artistas de Never Say Die, que ha llevado su sonido un nivel más allá en este esperadísimo álbum.

MUST DIE CRISIS VISION

CRISIS VISION‘ es el mayor proyecto del artista americano, con uno de los mayores ápices de creatividad que hemos visto en un productor de dubstep en los últimos años. Podríamos divir este álbum en cuatro ramas diferentes, pese a que ello sería bastante ambicioso.

La primera de ellas constaría del sonido dubstep duro al que MUST DIE! nos tiene acostumbrados. Toques melódicos, con ese sonido propio tan agudo y chirriante, también tendrían cabida dentro de esta rama. Temas como ‘LOL OK‘, su colaboración con la leyenda del dubstep Skream y con Akeos, uno de los productores revelación de los últimos años, sería una de las piezas más destacadas de este grupo. Otros temas como ‘NIHILISM BEGINS AT HOME‘, ‘SORROW TECH‘, ‘ERROR‘ o ‘NERVE DAMAGE‘ entrarían en este grupo, algunos de ellos como ‘SORROW TECH‘ o ‘WHEREVER YOU GO‘ con ese toque de future riddim que tan popular se está volviendo.

Wololo Sound entrevista a Oolacile, uno de los mayores exponentes del estilo future riddim

La segunda rama iría, para nuestra sorpresa, por los sonidos más cercanos al hardcore. El sonido hard ha sido una gran influencia en este ‘CRISIS VISION‘, tal y como podemos apreciar con temas como ‘DELETE IT ALL‘ o ‘FUCK UR STYLE‘ y ‘HELLBURST‘, que andan a medio camino por el hard trap.

La tercera y penúltima rama constaría de temas cuyo núcleo es el sonido noventero en estilos como el techno o los ritmos rotos. ‘LIFE SUCK‘, su esperadísima colaboración con IMANU, es buena prueba de ello, con los sonidos ácidos y el input de Reino Unido bastante claro. Otros como ‘CHOOSE ONE‘ optan por un sonido puramente disco, transportándonos incluso más atrás en el tiempo.

Por último, tendríamos el grupo de géneros no tan comunes para el artista con los que ha querido poner la guinda a este precioso y estridente pastel que es ‘CRISIS VISION‘. El drum and bass más animal con toques de techstep y el bass house tienen cabida con ‘BODY SCREAM‘ y ‘DON’T EVEN BOTHER‘, dos referencias con las que MUST DIE! da una absoluta masterclass de cómo hacer un álbum.

MUST DIE CRISIS VISION

Este ‘CRISIS VISION‘ es un trabajo absolutamente sobresaliente. Todas y cada una de las ramas descritas está cuidada a la perfección, hay una variedad de estilos abrumadora, una clara influencia de múltiples géneros distintos y un sonido totalmente personal que establece a MUST DIE! como uno de los artistas más creativos del panorama dubstep, si es que no lo era ya.

Drum and bass en todas sus vertientes como plato principal. En este perfil se aceptan todo tipo de géneros musicales.