El dúo sueco nos encandila con un elegantísimo disco en el que nos sumergen en un estado de euforia y paz mental

La semana pasada se puso a la venta el que se puede considerar segundo álbum propiamente dicho de Gidge. Han sido necesarias unas cuantas escuchas para digerir y tratar de percibir cada detalle de ‘New Light‘, y poder asimilar todo lo que nos tienen que contar de una manera tan abstracta y personal como es la melodía.

Jonathan Nilsson y Ludvig Stolterman formaron su proyecto Gidge allá por 2013, cuando lanzaron su primer EP ‘For Seoul‘, llamando la atención de los amantes del ambient y la electrónica melódica cercana al house. Su primer discoAutumn Bells‘, lanzado en el 2014, fue todo un éxito y les dotó de una pequeña pero fiel base de fans que nos maravillábamos con su encantadora propuesta.

Gidge buscan inspiración en sonidos, colores, olores y sensaciones provenientes de la naturaleza y el bosque del norte de Suecia, y las convierten en un sonido accesible e internacional que, sin embargo, no pierde esencia ni autenticidad. Llegábamos con muchas expectativas tras el brillante resultado de ‘Autumn Bells‘ y trabajos posteriores, y ‘New Light‘ no nos ha defraudado en absoluto.

TE PUEDE INTERESAR: OVERMONO PRESENTAN ‘EVERYTHING YOU NEED’

El dúo ha trabajado en este proyecto durante los últimos tres años, viajando a la preciosa zona del Noroeste del Pacífico en E.E.U.U., en la que han encontrado la paz y la inspiración necesaria para la creación de este nuevo disco entre montañas, océanos y bosques. La banda ha dado un salto de calidad notorio en cuanto a variedad de influencias y mejora en la producción, siendo este su mejor trabajo hasta la fecha.

Tres años y un cambio de aires que tienen como resultado el trabajo más ecléctico de Gidge hasta la fecha

La apertura del disco es el brillante ‘Quasar‘, una maravillosa pieza en la que el dúo juega con ritmos lentos y una melodía que crece en matices a lo largo de la canción. En ‘New Light‘ vemos como Gidge se atreven con percusiones mucho más movidas de lo habitual, que toman el protagonismo al inicio de la canción, haciendo las veces de introducción para ser acompañadas por una excelente melodía y trozos de vocales que evocan el amanecer de lo que sería el disco.

Perimetrer‘ es simplemente una obra maestra. Diez minutos exactos en las que los sintetizadores crean emotivas melodías que parecen contar una historia a la par que van creciendo en detalles y son acompañadas de baterías suaves y limpias. ‘The Cascades‘, el tema más movido del disco, da paso a ‘Rotate Into Form‘, el más melancólico e introspectivo, en el que suaves melodías de piano nos muestran el lado más contemplativo del dúo.

Over‘ introduce coros vocales que se mantienen a lo largo de la pieza, y nos vuelven a llevar a la relajación tras el torbellino emocional de las pistas anteriores. El cierre del disco en ‘Seems To Be Getting Closer‘ es simplemente delicioso, una perfecta síntesis de todas las emociones que nos han hecho sentir plasmadas en ocho minutos y medio. Desde la nostalgia del principio de la pista a la euforia al final de la misma, en lo que es el broche de oro a un disco que nos ha dejado sin palabras.

El disco tiene «solamente» nueve temas, pero cada tema son más de cinco minutos que nos dejan recrearnos en cada nota, en los que cada segundo está trabajado con mimo y merece la pena estar escuchado. ‘New Light‘ es simplemente fantástico en todo su esplendor.

w light

Vivimos con toda la música del mundo a nuestro alcance. Mi objetivo es haceros descubrir y disfrutar con mi gran pasión.