Instagram Wololo Sound

1985 Music nos trae Edition 3, en el que participan grandes productores de la escena bass

Si por algo se caracteriza 1985 Music, el label de Alix Perez, es por hacer de mecenas a artistas de enorme talento y no tanta repercusión. Promesas y artistas consagrados, tales como Monty, Halogenix, Submarine o Eprom son habituales en los lanzamientos del sello del ruso.

En este ‘Edition 3’ nos encontramos, en primer lugar, con las dos vertientes estilísticas del drum & bass en las que brilla Alix Perez. En ‘Concrete’ juega con vocales y melodías en un estilo cercano al liquid funk (sin dejar de lado su toque oscuro). ‘Black Funk’ y ‘Lock Off’ se mete de lleno en el deep drum & bass más oscuro y pistero en el que Alix es un auténtico maestro.

TE PUEDE INTERESAR: IMANU REVOLUCIONA EL DRUM & BASS EN ‘MEMENTO’

Destacando algunos de los nombres que tienen presencia en este recopilatorio, nos agrada mucho la presencia de Deft, artista brillante y polivalente a partes iguales, que está en un magnífico estado de forma tras sacar el año pasado su álbum ‘Cracks’ y que la semana que viene debuta en HooverSounds. En ‘Scalp’ muestra su sonido halftime de influencias hip-hop de manera excelente.

También nos sorprende encontrar ‘Relic’ de Lordel, el alias con el que Halogenix experimenta con sonidos de corte principalmente dubstep. Este tema ya lo habíamos escuchado en muchísimos sets de Alix Pérez anteriormente.

También cabe mencionar la presencia de Machinedrum, uno de los nombres más prolíficos de la actualidad en la escena, que nos deja una auténtica joya con ‘Braided Leaves’ con su particular y delicado estilo lleno de matices y una brillante progresión rodeada de una atmósfera a base de riffs y samples vocales.

Completando en álbum en la parte dubstep nos presentan ‘Bomba’ de Cesco ‘Blood Orange’ de Drone y ‘Look No Further’ de Ternion Sound, siendo este último el más destacado e innovador, pero manteniendo todos la esencia del sello al 100%. En cuanto al drum & bass, ‘Valid’ de Monty, ‘Only One’ de Bredren o ‘Memories’ de Visages nos dejan tres verdaderos pelotazos.