En el tercer capítulo de la cuarta temporada de nuestra sección La Escena Andaluza charlamos con Eduardo Pérez y Fernando Bardón, dos importantes piezas de París15, una de la sala de conciertos y sesiones más grande de Andalucía

Volvemos de nueva con nuestra sección La Escena Andaluza, esta vez teniendo como protagonista a una de las salas de conciertos y sesiones más importantes de nuestro país y de Andalucía: París15, la cual cumplió 12 años el pasado domingo 27 de febrero. Hablamos con dos personas que están dentro de su equipo: Eduardo Pérez, responsable de comunicación, y Fernando Bardón, encargado de la programación electrónica, sobre sus inicios, su variada apuesta musical, las tendencias en Andalucía y mucho más

WS: La sala París15 abrió sus puertas en el año 2010, desde entonces artistas de la talla de Richie Hawtin, Dellafuente, Rels B, Black Sun Empire o Killbox han pasado por su escenario. ¿Cómo empezó el proyecto y cómo valoráis su desarrollo hasta hoy en día?

P15: El proyecto lo comenzó el ya desaparecido José Luis Marqués, un aficionado de la música en directo que quería poner a Málaga en el mapa de las grandes giras, construyendo una sala de gran aforo.

Los inicios no fueron fáciles, pero poco a poco, superando muchas adversidades y con la ayuda de esta pequeña gran familia que forma el equipo humano que trabaja en ella, tanto los actuales como los que lo han hecho en el pasado, hemos conseguido que su sueño se convierta en realidad. Se le echa mucho de menos desde junio de 2013.


WS: Actualmente París15 es la sala en activo más importante de Málaga, con una programación variada que mezcla los conciertos y las sesiones. ¿Cómo os sentís teniendo este “peso”? ¿Creéis que, en cierta parte, podéis ser responsables del consumo musical en directo de parte de la población malagueña?

P15: Desde los inicios hemos tratado de tener una programación diversa y variada. No nos centramos en un estilo. Con los conciertos hemos tenido desde artistas internacionales como locales, pasando por todos los estilos, desde el rock y el rap hasta los carnavales o el indie. Con la electrónica siempre hemos apostado por todos los estilos y con el tiempo hemos podido confeccionar un calendario donde cada mes puedes escuchar breakbeat, drum&bass, techno o tech house en nuestra sala. Hay más estilos que nos gustaría tener dentro de la programación, pero cuesta atraer al público.


WS: Yendo de la mano de la mano de la anterior pregunta, ¿cómo analizaríais la escena malagueña? ¿Qué es lo que le falta para estar al nivel de otras ciudades punteras?

P15: No creemos que estemos a la sombra de otra ciudades, la programación musical y cultural de la ciudad de Málaga es grande y variada. A veces el problema es el público, que es reticente a descubrir nuevos artistas o sonidos y cuesta hacer eventos con artistas que si pasan por Madrid o Barcelona.

Hay mucha cantera entre los músicos y djs de la provincia, algunos consiguen destacar fuera de nuestras fronteras pero es complicado ya que Málaga, no suele ser muy generosa con los artistas locales y apoyan poco a la gente que empieza.


WS: En cuanto a la escena andaluza vemos a sus ciudades punteras con enfoques un tanto diferentes, pero, también, con ciertas similitudes. ¿Creéis que si hubiese más unidad en este sentido podríamos tener a Andalucía compitiendo contras ciudades como Madrid o Barcelona?

P15: Creemos que la escena andaluza goza de buena salud, tanto en clubs como festivales. A lo largo del año hay una gran agenda de eventos con artistas que hace años era muy difícil verlos por aquí.


WS: Cómo bien hemos comentado antes, presentáis una programación que abraza diferentes estilos, como el rap, techno, indie, electrónica, pop, trap, breakbeat o drum and bass. ¿Actualmente el apostar por diferentes estilos es la clave del éxito?

P15: París15 es un espacio para todo tipo de público y estilos. Nos vamos adaptando a lo que se consume día a día. Al fin y al cabo sin él público no estaríamos aquí. 


WS: ¿Cuál es la mayor diferencia entre organizar un concierto y una sesión de electrónica?

P15: A la hora de cerrar un evento o contratación de un artista o dj no hay grandes diferencias. En la producción pues si podemos decir que un concierto tiene más trabajo en la parte técnica que una sesión de electrónica.


WS: Con esa apuesta variada que hacéis bien sabréis lo que la gente más demanda, que es lo que más gusta, los artistas que más se piden, etc… ¿Hacia dónde pensáis que se van a enfocar la escena malagueña y andaluza a corto/medio plazo?

P15: Está claro que los sonidos urbanos como el rap y la electrónica está teniendo más calada entre el público joven. A veces echamos de menos más rock u otros estilos con guitarras, pero vivimos en una era digital donde es más fácil crear música desde nuestra habitación con un ordenador que componer o tocar con instrumentos. Nos gusta la comodidad y con toda la tecnología de la que disponemos cada vez nos complicamos menos


WS: De todos vuestros eventos, ¿cuáles recordáis con más cariño?

P15:En electrónica la visita de Richie Hawtin el pasado mes de diciembre, sin quitar méritos a todos los grandes djs que han pasado por la sala durante todos estos años, fue sin duda uno de los eventos que más cariño tenemos. Tras años intentando que viniera a nuestra sala, finalmente pudo ser. En conciertos, uno de los que más buenos recuerdos nos traen, fue el homenaje que músicos locales hicieron al fallecido rockberto, de Tabletom. Gente como Kiko Veneno o Luz Casal vinieron a celebrar la música de la banda, junto con una decena de grupo locales. Fue la primera vez en la historia de la sala que conseguimos meter el aforo completo con algo más de 3000 personas.


WS: Siendo una de las mayores salas de Andalucía y del país, ¿cuál es vuestra opinión sobre las raves y las fiestas free party en toda la región?

P15: No tenemos nada en contra de las raves y free party. Siempre han estado ahí y son parte de la cultura de la electrónica.

Otro enganchado a esto que llaman música electrónica. Principalmente centrado en el componente melódico, el techno. el sentimiento rave y los breaks.