Ser dj en Berlín debería ser deporte de alto riesgo, y sin embargo Carlo ha sabido encontrar su lugar

De vez en cuando llegan a nuestro correo propuestas de lo más interesantes. Esto fue lo primero que pensamos al conocer a Carlo, un jóven malagueño que desde hace una década vive en Berlín, y que poco a poco, pero ya con muchos pasos avanzados, se está haciendo un nombre en la dispar y compleja escena musical de la capital alemana. Nadie mejor que él mismo para explicarnos el cómo y por qué de todo esto en esta más que interesante entrevista.


WS – Hola Carlo. Muchas gracias, en primer lugar, por atender a Wololo Sound en esta entrevista exclusiva. En primer lugar vamos a pedir que te presentes brevemente, ya que muchos no te conocerán. ¿Qué te llevo a emigrar de Málaga a Berlín?

Carlo – ¡Hola! un placer atenderos. Esencialmente soy un Malagueño residente en Berlín que se dedica a producir y pinchar música con un remarcado toque house. He tenido la suerte de actuar en países como Canadá, EEUU, Inglaterra, Japón, Arabia Saudí, Líbano, Islandia y por supuesto en casi toda Europa. Mis producciones han sido editadas por plataformas tan prestigiosas como Classic Music Company el sello de Luke Solomon, Madhouse del mismísimo Kerri Chandler o los holandeses PIV.

Mi salida de Málaga fue motivada por la escasa escena de música electrónica que había en la ciudad. Al terminar la carrera tuve claro que quería aprender de los mejores y es por ello que pase dos años en Londres y un año en Barcelona para terminar residiendo en Berlín donde llevo ya diez años.

WS – En cuanto al ritmo y estilo de vida hablamos de dos ciudades totalmente opuestas. ¿Fue duro el cambio? ¿Qué echas de menos de Andalucía y qué no cambiarías de la cultura alemana?

Carlo – Cuando tu vida gira en torno a la música, lo duro sería haber seguido en Málaga. Para mi el cambio fue precioso, de repente pude codearme con todos esos nombres que hasta ahora solo había visto flyers o en discos. De Andalucía echo mucho de menos a mi familia, la luz del Mediterráneo y la alegría de sus gentes. En cuanto a la cultura alemana lo que más aprecio es la puntualidad y el respeto que le tienen a la sociedad.

WS – Hablemos de música. Estás embarcado en varios proyectos a día de hoy, ¿puedes explicarlos mínimamente? ¿Te dedicas 100% a la música? ¿Cómo es una “semana tipo” en tu vida en Berlín?

Carlo – Ahora mismo tengo mi propia fiesta cada dos meses en archiconocido club Watergate, soy residente en las fiestas Koffain, he puesto en marcha un nuevo sello llamado Bisiesto y estoy enfrascado en unas cuantas producciones que verán la luz a lo largo del año.

Afortunadamente me dedico al 100% a la música. Durante la semana mis labores están orientadas a producir nuevo material en el estudio y contestar los emails. Si llega el fin de semana y hay bolo me toca viajar. Estoy casado y con un hijo por lo que todo esto ha de ser compaginado con la vida familiar.

WS – Tu evento bimensual en Watergate es algo digno de mención y atención. ¿Cómo surgió esto y que se siente al estar al mando de una sala con tanta historia?

Carlo – Hace tres años ofrecí a Watergate la posibilidad de empezar a hacer fiestas los miércoles ya que este día lo mantienen orientados a artistas locales desde hace algunos años. Les gustó el proyecto y el comienzo fue bastante bueno. Al principio los eventos eran un poco más espaciados pero con el paso del tiempo y al ver que funcionaba tan bien me ofrecieron la posibilidad de tener una fecha cada dos meses. Con mi fiesta Circle Session la idea es hacer ver a la gente que existe una rica escena en la ciudad de la que pueden disfrutar y sentirse orgullosos. En esto de la música de club parece que hasta que no pinchas por todo el mundo no se te puede apreciar en tu ciudad y es algo que se debería potenciar más. Para esta fiesta siempre contamos con el mismo cartel: Black Loops, Turkish y yo. De esta forma la gente sabe exactamente a que tipo de noche viene, conoce la música que ponemos e intuye que tipo de público se va a encontrar. Probablemente tras el paso del virus los viajes se relajen un poco y se potencien mucho más las escenas locales. 

Ya han pasado más de 15 ediciones desde que comencé y los nervios no son los mismos que al principio, pero siempre son noches muy especiales. Cada vez que empiezo a pinchar en la cabina del Waterfloor no puedo dejar de pensar cuando fui por primera vez e intento ofrecer la mejor de las experiencias a los asistentes. En cierto modo me siento responsable de la escena underground berlinesa y quiero que todo el mundo se vaya con una sonrisa cuando se van a su casa o a la siguiente fiesta. 

WS – ¿Cómo definirías tu estilo musical, y en qué crees que ha destacado en una escena tan ecléctica y cambiante como la de Berlín?

Carlo – Ahora mismo ando en un terreno muy house. Berlín me enseñó el lado más amable de la música de baile, una vuelta a las raíces más profundas del disco, boogie y funk que a su vez han sido los sonidos con los que me crié y coleccionaba mi padre. En cierto modo ha sido como reconectar con mi niñez y descubrir que no hay razón para ceñirte a una etiqueta solamente. Durante mis sets voy cambiando de estilos continuamente y es algo apasionante. Me encanta ver la cara de los asistentes cuando los sorprendes con algo que ellos no se esperan en absoluto.

Esta ciudad ofrece una extensa variedad de estilos musicales y en una noche cualquiera puedes encontrar artistas pinchando el más remoto sonido que ni siquiera te habías imaginado. Recuerdo a mi llegada una fiesta donde Antal de Rush Hour terminó su set pinchando cumbia durante una hora y la gente se volvía loca.

WS – Has compartido cabina con varios astros de la música underground. ¿Cuál ha sido la experiencia más satisfactoria? ¿Con qué artista te gustaría coincidir próximamente?

Carlo – Hasta ahora la mejor experiencia fue a finales del año pasado cuando tuve la suerte de participar en el MDL Beast Festival en Arabia Saudí. De hecho al principio cuando me contactaron creí que era un error ya que el cartel estaba compuesto por Kerri Chandler, Peggy Gou, Solomun, Nightmares on Wax, David Guetta, Steve Aoki, Martin Garrix, J. Balvin, Jimpster… gente muy famosa con la que no estoy muy acostumbrado a compartir cartel. El mero hecho de participar como artista en un festival de esa envergadura te da la oportunidad de verlo desde dentro y para aquellos que nos gusta este mundillo fue una experiencia preciosa. Otra cosa que no se me olvidará fue ver como había gente que se había desplazado desde otras ciudades del país para verme. Se queda uno de piedra al ver que hay personal ahí fuera que le sigue desde tan lejos. Aún sigo soñando.

WS – También recientemente has presentado ‘Bisiesto‘, un interesante proyecto de música en vinilo que solo estrena música cada cuatro años. ¿De donde viene esta idea? ¿Cómo se elige un lanzamiento cuando tienes casi 1500 días para pensártelo?

Carlo – Hace tiempo vi por ahí un artículo acerca de los fanzines más raros jamás editados y me llamo la atención uno que se fabricaba solo los veintinueve de febrero. Desde entonces siempre he querido llevarme al terreno musical esta idea y de ahí nació Bisiesto. Con este proyecto quería ir un poco más allá del mero concepto de sello discográfico y quería que tuviese una gran carga artística y conceptual. De hecho lo que quiero criticar con esta iniciativa es la manera tan rápida y fugaz que tenemos de consumir música hoy en día.

Para quien no sepa de que se trata bisiesto lo resumo brevemente: Es un sello discográfico que edita música solamente los días veintinueve de febrero, esto quiere decir una vez cada cuatro años. El primer vinilo acaba de salir a la venta con cuatro temas compuestos por un servidor. Para esta primera edición he hecho una tirada en vinilo limitada a 366 copias numeradas por mi puño y letra.

No es nada fácil seleccionar la música para este sello ya que es toda una responsabilidad, pero en resumidas cuentas lo que intento es lanzar la música más atemporal que pueda. Mi intención es que dentro de veinte años los discos sigan sonando frescos como el primer día.

WS – A parte del vinilo, ¿qué proyectos tienes para este 2020 en cuanto a tu faceta de productor?

Carlo – Para este año tengo programadas bastante cosas ya. En breve saco en los sellos ingleses Haws y Slothboogie, tengo un vinilo para mayo con el sello italiano Purism y un par de sorpresas para después del verano que aún no puedo desvelar.

WS – Para finalizar, unas preguntas cortas:

¿Es Berlín la mejor ciudad para escuchar techno en la actualidad?
Probablemente

¿En que club de Berlín te gustaría actuar?
Panorama Bar

¿Y de Europa?
Rex

¿Un artista con el que compartir cabina?
DJ Koze

¿Un artista con el que compartir una tarde en el estudio?
Axel Boman

¿Qué necesitarías (puesto de trabajo, proyecto, ámbito familiar) para volverte a Málaga a corto plazo?
Vamos a ver que sucede tras el virus, igual me ves por allí este verano.