El francés dio los primeros conciertos de la gira de ‘S16‘ en el festival madrileño

Se respiraban unas ganas muy especiales de disfrutar de la música en directo en la capital. A nadie le es ajena la situación que ha vivido el sector en el último año y medio, y sin duda el cartel de Noches del Botánico para la temporada estival invitaba a los amantes de la música a disfrutar de conciertos con todas las medidas de seguridad en un entorno privilegiado. Y lo cierto es que la realidad superó las expectativas, al menos en la primera jornada, que es cuando asistimos al concierto de Woodkid.

El artista francés Yoann Lemoine lanzó el pasado 2020 su segundo álbum de estudio ‘S16‘, que llegaba siete años después de su aclamado y popular debut ‘The Golden Age‘. Siete años en los que su estela se había enfriado ligeramente, pero que ni mucho menos significaron un motivo para la decepción en el que fue uno de los discos más especiales del pasado año. El LP resultó ser muchísimo más potente conceptualmente que su predecesor, y con un extra de complejidad rítmica e instrumental.

Al suponer Madrid el inicio de la gira de Woodkid, era toda una incógnita la performance que nos íbamos a encontrar, por lo que los instantes previos a la actuación fueron de máxima expectación. Por fin, tras año y medio sin música en directo, estábamos ante la aparición estelar del artista, rodeado de un elenco de músicos de enorme talento y de un espectáculo visual sin parangón. La carrera del artista como realizador de videoclips se nota sobremanera a la hora de planificar su espectáculo.

Reseñamos ‘S16‘ de Woodkid, un álbum que roza la perfección

El espectáculo se abría con ‘Iron‘, que es uno de los temas más míticos de su primer LP y sirvió para poner los ánimos por los aires, y continuaba con ‘Pale Yellow‘ y ‘Enemy‘, que nos empezaban a sumerger en el aura oscura, pesada e industrial que desprende ‘S16‘. ‘Brooklyn‘ o ‘So Handsome Hello‘ ayudaban a mantener esa tendencia intimista y en la que el alarde vocal Woodkid tomaba el protagonismo frente a los músicos de su banda.

En los siguientes compases del concierto el protagonismo de las increíbles instrumentales interpretadas por violines, baterías o sintetizadores volvían a cobrar peso con pistas que hacían lucir estos elementos como ‘Highway 27‘, ‘The Golden Age‘ o ‘I Love You‘. Con este último llegábamos al climax de la actuación, en la que Yoann estaba pletórico y nos deleitó con la preciosa ‘In Your Likeness‘ su canción favorita de su último LP (dicho por él mismo). Antes de dar por concluida la velada, el artista no se olvidó de los singles principales de sus dos discos, ‘Goliath‘ y ‘Run Boy Run‘. Con este último tema el público apenas pudo mantenerse en sus asientos, y nos dejó una sensación final de progresión fantástica.

Por último, cabe reseñar la increíble organización del evento. Sin masificaciones, con un personal impecable que hizo respetar en todo momento las medidas de seguridad, con unas instalaciones alucinantes en las que pasar una fantástica tarde de junio disfrutando de la naturaleza, y con un trato magnífico a los asistentes. No nos podíamos imaginar una vuelta a los conciertos mejor.

Vivimos con toda la música del mundo a nuestro alcance. Mi objetivo es haceros descubrir y disfrutar con mi gran pasión.