El vigésimo mejor club del mundo según DJ Mag se transformó en una jungla para albergar el carnaval brasileño más alocado

Volvemos al hogar de elrow, al emblemático club ubicado en Viladecans, lugar donde nació la marca y con ella, la locura de una de las mejores fiestas del mundo llevada al máximo exponente. En esta ocasión fuimos testigos de la increíble puesta en escena de la temática ‘Sambowdromo do Brasil’ en Viernes Santo.

Mes y medio pasó del último evento mensual de la marca en su casa de Barcelona (puedes leer la crónica aquí) y el público esperaba con muchísimas ganas la llegada de su particular cita con elrow. Tanto es así, que de antemano se contó con un nuevo sold out. Esta vez, aún así, tocó bailar en viernes, debido a la celebración de la Semana Santa.

El club se transformó por completo como si de una auténtica jungla se tratara: palmeras, plantas exóticas, animales salvajes… una excelente ambientación para poner a los asistentes en contexto de la genial y apasionada experiencia que van a vivir: nada más y nada menos que un carnaval brasileño en medio de la selva amazónica.

Por si eso fuera poco, qué sería de un buen carnaval brasileño sin su música: la samba. Pues bien, pudimos presenciar las actuaciones y la majestuosa caracterización de bailarinas y bailarines, así como de percusionistas, con unos atuendos de brillos y plumas despampanantes dignos del mismísimo carnaval de Rio de Janeiro.

En el terreno musical, destacamos la exquisita selección del lineup que presentaba hace un mes la marca: la presencia de dos headliners de auténtico nivel como son uno de nuestros DJs españoles más internacional, Paco Osuna y The Martinez Brothers, los hermanos puertorriqueños afincados en el neoyorquino barrio del Bronx. Además, hicieron acto de presencia los habituales residentes de elrow: Bastian Bux, De la Swing, George Privatti o Toni Varga, entre otros.

La gran fiesta brasileña empezó de la mano de Bastian Bux en la terraza, quien con sus ritmos techno y house más melódicos empezó a poner a tono a los más de 4.500 asistentes allí presentes. Acto seguido, turno para De la Swing y su particular tech house que hizo vibrar a la multitud durante sus dos horas de set.

The Martínez Brothers en acción

Llegó la hora de ver en escena uno de los cabezas de cartel del evento, The Martinez Brothers y todo estaba absolutamente listo para recibirles. Una batucada, el cuerpo de baile de elrow, unos zancudos y Rowgelia (la simpática mascota de la marca) amenizaron el cambio de set. Los ritmos más tribales fusionados con el tech house más ‘cañero’ se convirtieron en el eje central del set de los boricuas Chris y Steve Martínez.

elrow vuelve con su gran fiesta rociera: elrowcío

De ahí, pusimos rumbo al escenario ‘Las Filipinas’, dónde tenía lugar uno de los platos fuertes de la jornada: la actuación de CAAL, residente de Amnesia Ibiza y un asiduo invitado a las fiestas de la marca. El afamado DJ y productor nacional, hizo un extenso repaso a su repertorio de temas, entre ellos destacando ‘Downtown Beat’ con Baum, con quien compartió una sesión en formato back 2 back de cuatro horas de duración en el que no faltó intensidad alguna.

CAAL b2b BAUM en el escenario ‘Las Filipinas’

Para poner el broche de oro a un día festivo de lo más divertido, nos dirigimos al main a ver qué acontecía por allí. George Privatti estaba a los mandos de la sala principal, poniéndola del revés con clásicos re-editados como el Freed From Desire de Gala y acto seguido entraba en escena el gran Paco Osuna. Dos horas de set en el que el barcelonés mostró su faceta musical menos característica: el viraje hacia un tech house más melódico y animado, no tan ‘oscuro’ a lo que nos tiene acostumbrado.

En resumen, fue un jornada inolvidable en la que se vivió una auténtica fiesta brasileña al más puro estilo mediterráneo. Un increíble viaje a Brasil sin prácticamente salir de casa.

El próximo día 12 de mayo, por si fuera poco, regresa la fiesta rociera más famosa a elrow Barcelona: elrowcío. Ya puedes conseguir las últimas entradas en el siguiente enlace. Jamón, rebujito, sevillanas y… ¡olé!