La prestigiosa marca de fiestas creada por Nuke y César Almena nos deja una edición para el recuerdo, estrenándose por todo lo alto en este 2022

Desde hace tiempo, el sábado 19 de febrero de 2022 llevaba marcado en rojo para muchos amantes de la electrónica y en concreto los amantes del techno. En este día, CODE celebraba su primera edición del 2022 y, por supuesto, nosotros no quisimos perdérnoslo. Con un cartel imponente (y contundente), Fabrik volvía a abrir sus cinco salas al mismo momento, teniendo un aspecto espectacular durante toda la noche. Os contamos nuestra experiencia.

El 19 de marzo volvemos a Fabrik para disfrutar de la CODE 146, con Dax J, Oscar Mulero, Fatima Hajji, Jeff Mills y muchos más

Entramos listos para disfrutar del debut en Fabrik de una de nuestras artistas nacionales más internacionales: Indira Paganotto, quien no se cortó ni un pelo a pesar de empezar a las 21:30, tirando de bombo contundente pero no a un tempo excesivamente alto. Combinó diferentes estilos como techno, trance o psytrance, mostrando algunas de sus armas propias como su ‘Cobra’, estrenado en XNTXT, o su próximo ‘Jambo’, que verá la luz próximamente en su propio sello ARTCORE.

Fotografía de Raúl Sánchez

Tras Indira Paganotto llegó uno de los más momentos más esperados de esta CODE: ver al dúo alemán FJAAK en el escenario principal, siendo esta su tercera aparición en Fabrik, tras sus actuaciones en el 16 aniversario de la marca y en la CODE 130. La formación, formada por Felix Wagner y Aaron Robig, es conocida como una de las más gamberras de la escena actual, estando reflejando en sus producciones y sets. Es eso lo que nos encontramos, dos horas de melodías, ritmos rotos, reverses, transiciones atrevidas y bombos contundentes, sonando temas propios como ‘Keep The Funk’, ‘It’s Time Again’ o ‘District 8’. Sin duda, uno de los directos más divertidos del techno hoy en día.

Fotografía de Raúl Sánchez

Siguiendo con calidad, el veterano holandés Speedy J nos embarcó en un set de hora y media en el que no vimos descender la intensidad dejada por Fjaak, pero con un enfoque dirigido a ritmos más mentales, puros y clásicos, siendo un calentamiento perfecto para el italiano Joseph Capriati. El cabeza del cartel de la noche se aventuró en un set de cuatro horas y medias, que se alargó hasta las siete y cuarto de la mañana, con el que se metió al público de Fabrik en su bolsillo, dejando encantando a todos los asistentes de las salas. Sin duda, el cierre con las luces encendidas a ritmo de ‘Right In The Night’ fue uno de los momentos más especiales de la noche.

Fotografía de Raúl Sánchez

Después de nuestros primeros bailes en la main decidimos dirigirnos a una de las salas más queridas actualmente por el público de Fabrik. Efectivamente, hablamos de la hangar. El dúo alemán Boston 168 dio paso a la también alemana Clara Cuvé tras deleitar a los asistentes con su formato live con el acid como sonido predominante. Clara se ponía a los mandos de la cabina ante una hangar a rebosar, dando comienzo a un set de hora y media muy dinámico, con un hard techno a caballo con el trance, cargado de melodías y ritmos encabezados por bombos rápidos y contundentes que avecinaban lo que íbamos a encontrar más tarde en esta misma sala.

Llegaban las 2:30, hora caliente en cualquiera de las salas de Fabrik. En la Hangar era turno de disfrutar del francés Antigone, quien no pisaba Fabrik desde el 15 aniversario de CODE allá por 2018. Después del fantástico set de Clara el listón estaba alto (en proporción con el tempo y la contundencia), pero Antigone supo como hacerlo a la perfección, con una sesión contundente y sólida, entrelazando la dureza propia de la oscuridad y la energía del baile, pinchando producciones como ‘Open The Gates’ de B2, ‘War in Heaven’ de Shadym o su ‘Latexa’.

Foto de Raúl Sánchez

Muchos y muchas tenían apuntados en sus móviles las 4:30, hora en la que el alemán Klanguenstler volvía a Fabrik tras estar presente en la CODE 139, siendo una de las actuaciones más solicitadas por los seguidores de la sala a través de las diferentes redes sociales. Pudimos confirmar que no decepcionó en absoluto, demostrando porque es una de las figuras más destacadas de esta oleada hard techno. Mucho pero que mucho baile en la hora y media del alemán, con su estilo característico y su groove intrínseco, el alemán deleitó a la calurosa hangar con el remix de Eric Sneo al ‘Latin Lovers’ de Monika Kruse, un must en su historial, ‘Hardcore Salsa’ de Robert Natus & Arkus Par., ‘Algoritmo’ de Dj Emme o su popular ‘Untergang’.

Tras el espectacular set de Klanguenstler llegaba otro de los grandes momentos de CODE 145. Paula Temple, otra de las artistas muy demandadas y queridas por el público madrileño, era la encargada de clausurar la noche en el Hangar. Para sorpresa de nadie, y menos aún después de toda la intensidad creciente que habíamos ido viviendo en la sala, la británica puso toda la carne en el asador y nos regaló un cierre de alto voltaje. Paula demostró una vez más ser un auténtico animal a los mandos, repartiendo contundencia incesante y llevándonos al clímax con temas como ‘Seen It’ de Gabber Eleganza y HDMIRROR o su archiconocido himno ‘Gegen’. Una traca final salvaje para un fin de fiesta, en definitiva, inmejorable.

Así concluimos nuestra divertida travesía en la Hangar, sala que volvió a mostrar una gran iluminación, ganando muchos puntos con los nuevos láseres, y un gran sonido, haciendo que sea actualmente una de las salas referencia de Fabrik.

En cuanto a las otras salas, se pudo escuchar diferentes ritmos y enfoques. En la Satélite predominó el sonido mental e hipnótico con nombres como los de Keith Carnal, Imogen o The Advent, acabando con la demostración de clase del alemán Christopher Faust, quien realizó un set muy fino y sólido, con el sonido berlinés como protagonista. La Crystal Area fue el lugar de los sonidos más frescos y la Club Area vivió tantos momentos melódicos con el b2b entre Gatnau y Mainterm, techno clásico con Jay Lumen o hard techno con Candy Cox.

De nuevo, salimos más que encantados con la experiencia CODE. Nos vemos en las salas de Fabrik el próximo 19 de marzo.

Fotografía de Raúl Sánchez
Otro enganchado a esto que llaman música electrónica. Principalmente centrado en el componente melódico, el techno. el sentimiento rave y los breaks.