Desde ser pequeños caprichos hasta más seis cifras en el precio de la entrada a un festival. Estos son los 10 festivales de electrónica más caros del mundo

¿Alguna vez te has propuesto ahorrar para un festival con una meta que parecía imposible? ¿Cuánto has tardado en llenar ese bote de cristal con “Tomorrowland” escrito en una etiqueta? Acostumbrados a festivales españoles que rondan los 80€, con algunas excepciones como son Sónar, Primavera Sound o Paraíso que ya rozan los 200€ por ticket, puede que no seamos conscientes del precio de otros tantos bien conocidos fuera del país. Aquí vamos a analizar algunos de los festivales de música electrónica más caros del mundo.

¿Cómo se presentan los festivales de 2020 y qué podemos esperar de ellos?

Bien es cierto que dependiendo desde dónde viajes o el tipo de servicios que contrates en el festival (tipo de entrada, alojamiento, vuelos, comida y bebida, internet…) el precio comienza a ascender. Por ello, vamos a comparar los festivales en base al precio de la entrada de acceso general, para después tener en cuenta a cuanto ascienden las VIP u otro tipo de “packs” o entradas más exclusivas.

10 – Lollapalooza Stockholm (Estocolmo, Suecia)

Comenzando por el último puesto tenemos Lollapalooza. Entre todas las ediciónes del festival celebradas alrededor del mundo, la de Estocolmo es la más cara de todas. El ticket de acceso general cuesta 236€. El VIP asciende a 473€, e incluye acceso a zonas exclusivas de los escenarios y de las zonas de comida, así como a una zona de descanso. Por otro lado, existe una entrada Platinum, que por el “módico” precio de 1900€ te incluye todo lo anterior, además de alojamiento de 5 estrellas, primera linea en todos los escenarios, menús diarios, zonas de descanso de lujo, merchandise, transporte y acceso a las After Parties, entre otros.

9 – Tinderbox (Odense, Dinamarca)

Nos vamos a Dinamarca con Tinderbox, festival en cuya pasada edición actuaron artistas electrónicos del calibre de Swedish House Mafia, Diplo o Eric Prydz. El acceso a los tres días de festival equivale a 260€. Si prefieres incluir el acceso a zonas VIP con bares y restaurantes, además de a la terraza exclusiva de la primera planta, el precio de la entrada es de 441€.

8 – Tomorrowland (Boom, Bélgica)

Por raro que parezca, Tomorrowland se encuentra únicamente en el puesto número ocho de los festivales electrónicos más caros del mundo. Únicamente la entrada al festival cuesta 295€. El abono VIP ya supone 510€, y únicamente incluye el acceso a las zonas de confort del mainstage y otros cuatro escenarios. No obstante, Tomorrowland ofrece el paquete Global Journey, que incluye diferentes opciones de transporte y alojamiento (en tiendas de campaña, bungalows y todo tipo de hoteles) y puede llegar a alcanzar fácilmente los 2000€.

7 – Electric Forest (Michigan, Estados Unidos)

Con cabezas de cartel como Diplo, Flume, Bassnectar o Major Lazer, además de muchas otras actuaciones con el bass como protagonista, y actividades como silent disco y sesiones de yoga. El Electric Forest es sin duda una aventura mágica celebrada en el interior de un bosque y que conecta música electrónica y naturaleza. El acceso para los cuatro días de festival con camping supone 295€. También disponen de la opción Good Life VIP. Con ella, a partir de alrededor de 600€ te ofrece diferentes suites de alojamiento. Incluye además acceso a zonas y restaurantes VIP, transporte exclusivo las 24 horas, aire acondicionado y baños privados, entre otras muchas opciones.

Electric Forest festivales caros

6 – Bonnaroo Music & Arts Festival (Manchester, Reino Unido)

Bonnaroo es un festival de lo más colorido que combina música electrónica y arte, encontrando muchas actividades interactivas relacionadas con ello. Con la entrada general de 325€ puedes disfrutar de las actuaciones de Taska Black, Bassnectar, Seven Lions, Flume, Rezz, Peekaboo y muchos otros, incluidos otros artistas fuera de la música electrónica. La entrada VIP cuesta nada más y nada menos que 972€, e incluye acceso a todas las zonas VIP, zonas de descanso con aire acondicionado, tele por cable y zona de bar, servicio de peluquería, masajes y yoga, tiendas exclusivas, WIFI, paquete de merchandise, accesorios para camping exclusivos y mucho más.

Si quieres estar al tanto de las últimas novedades,
sigue nuestra playlist de Tracks Of The Week

Si esto no te resulta suficiente, existe el ticket Platinum por 3860€. Sí, estás leyendo bien. Esta opción incluye todo lo anterior mencionado además de un coche para el transporte, agua en todas las zonas VIP, acceso a la zona de artistas, zona de acampada premium justo al lado de la zona de conciertos, servicios (ducha incluída) y zona de descanso privadas, spa, videojuegos, cenas y comidas exclusivas, entre otros.

5 – EDC Las Vegas (Las Vegas, Estados Unidos)

Probablemente, el Electric Daisy Carnival es el festival de ensueño de muchos amantes de la música electrónica. Es imposible pararnos a hablar de su line up, porque tiene tal calidad que no se puede destacar sólo unos pocos artistas. El festival donde más expandida se ve la “cultura raver” que tanto se lleva en USA y que es prácticamente un parque de atracciones, cuesta 344€, situándose a mitad de camino en este top de los festivales de música electrónica más caros del mundo. El ticket VIP vale 708€ e incluye acceso rápido y entrada a miradores, opción de comida y bebida gourmets, y actividades VIP como una piscina con toboganes.

4 – Ultra Music Festival (Miami, Estados Unidos)

Seguimos con otro de los festivales favoritos del público de la música electrónica. Con un line up excepcional y miles de experiencias, la entrada de acceso general suponen 363€. Zonas de descanso y bares, miradores VIP de los distintos escenarios y el acceso rápido al festival, son las características que incluye la entrada VIP, con un precio de 1363€. Quizá el precio más descabellado hasta ahora, teniendo en cuenta que en otros festivales, este precio supone varias novedades más. No obstante, hasta que no se vive la experiencia, no es fácil decir si vale la pena o no.

3 – It’s The Ship (Singapur)

¿Un festival en un crucero? It’s The Ship lo lleva haciendo siete años. A pesar de que el cartel no es lo más llamativo del mundo, acudir a esta cita es una auténtica experiencia. Es el festival más grande de Asia. Se paga por camarote, y existe la opción de compartirlo con hasta cuatro amigos, siendo el camarote más barato de 384€ por persona. Si lo que quieres son lujos y privacidad, el camarote más caro de todos es una suite de palacio para una persona, y tiene un valor de 3845€. Además de esto, el crucero ofrece distintas experiencias que pueden ascender hasta 680000€: barbería, spa, gimnasio, salón de belleza, múltiples restaurantes, cine, salón de juegos y muchas cosas más.

It's The Ship festivales caros
It's The Ship festivales caros

2 – Coachella (California, Estados Unidos)

Con su enorme cartel y su numerosa asistencia, el acceso a Coachella supone 390€ todo el festival, incluyendo además aparcamiento para todos los días. El ticket VIP de 909€ incluye únicamente acceso a las áreas exclusivas, con puestos de comida y bebida, y zonas de descanso con aire acondicionado. Con el ticket más caro de todos, se compraría una tienda de campaña ya preparada en la zona de acampada y dos tickets VIP, costando 1581€. Luego además puedes incluir tickets de autobuses y todo tipo de merchandise.

1 – Burning Man

Liderando el top de los festivales más caros del mundo se encuentra el Burning Man, probablemente uno de los festivales más peculiares que existen. Un festival en el que se crea una ciudad en el desierto con una figura de madera sagrada, a la que se prende fuego al final. La entrada normal supone un coste de 431€, y la VIP, con las típicas características de este tipo de entrada (zonas VIP con bares, zonas de descanso, etc.), 1272€.

Burning Man festivales caros

Secret Solstice, el festival del millón

A pesar de no ser un festival de música electrónica (aunque ha contado con artistas como Martin Garrix), vemos necesario hacerle una mención especial. Secret Solstice (Reykjávik, Islandia) posee el ticket más caro de todos, costando un millón de dólares. Se vende una experiencia para seis personas. En él se incluyen: jet privado, coches de lujo, conductores y seguridad privados, acceso a otros eventos exclusivos con entradas agotadas, acceso a la zona de artistas, conciertos privados, menús gourmet, alojamiento de lujo, excursión para ver ballenas y delfines, y otras varias actividades.