Instagram Wololo Sound

¿Podrías estar pinchando 10, 20, 50, 100 o 200 horas?

En el artículo de hoy vamos a hacer un repaso a los sets más extensos de la historia de la música electrónica, muchos de ellos se han ido arrebatando el diploma de récord mundial, haciendo sets que para muchos nos parecen inhumanos. Joseph Capriati tiene un set de 25 horas, Danny Tenaglia estuvo pinchando 30 horas seguidas o DJ Buddy Love 80 horas, si eso te parece mucho aquí os traemos los cincos sets más largos de la historia:

5. Rene Brunner (150 horas)

El estadounidense Rene Brunner le arrebató, en 2011, el récord mundial por el DJ set más largo al australiano Smokin’ Joe Mekhael, quien lo consiguió también 2011 al estar pinchando 132 horas, quitándole el puesto al francés DJ Alan D quien lo consiguió en 2009 con 130 horas. Rene fue más allá, dejando el récord en 150 horas.

4. DJ Hertz (152 horas)

Dos horas son suficientes para convertirse en el nuevo récord mundial, y si no que se lo digan al australiano DJ Hertz que puso el listón bien alto al hacer un set que duró 152 horas, en el año 2012.

3. Smokin’ Joe Mekhael (168 horas)

Curioso es el tercer puesto, el también australiano Smokin’ Joe Mekhael consiguió en 2011 el récord mundial por el DJ set más largo con 132 horas, como comentamos anteriormente, al perder ese puesto en 2012 volvió a intentarlo, consiguiéndolo de nuevo y arrebatándole el puesto a su compatriota DJ Hertz dejando el Récord Guiness en 168 horas.

2. Norberto Loco (200 horas)

Para loco es el segundo puesto de este pequeño TOP. Encontramos al polaco Norbert Selmaj aka Norberto Loco, quien se adjudicó el récord mundial al estar pinchando en 2014 en The Underground Temple Bar de Dublín (Irlanda) durante un total de 200 horas.

1. DJ OBI (240 horas)

Y por último y el caso más reciente, tenemos al nigeriano DJ OBI actual portador del Récord Guiness al DJ set más largo de la historia. Ocurrió en 2016 en su ciudad natal: Lagos, donde convocó a sus amigos y seguidores para hacerlos bailar durante la friolera de… ¡10 días!. El propio DJ cuenta que hacia microsiestas de dos segundos durante el set y que cada hora hacía descansos de cinco minutos, lo que le hizo conseguir su objetivo, aunque al partir del quinto día empezó a sufrir alucinaciones. Es de admirar también que no repitió ni un sólo tema en todo el set, toda una hazaña.

Te puede interesar: Os damos una serie de consejos para ser un buen DJ

¿Y tú, cuánto es lo máximo que podrías estar pinchando sin parar?