Las claves de su carrera musical

Seguro que algunos de vosotros os iniciasteis en la música electrónica allá por 2012 con el boom de Tomorrowland y el progressive house de ‘Levels’, entre otros. Por aquel entonces, ya había despuntado otro gran artista sueco llamado Alessandro Renato Rodolfo Lindblad, más conocido como Alesso. 2011, más concretamente, fue su gran año, dándose a conocer con temas como ‘Nillionaire’, ‘Raise Your Head’ o ‘Calling’, el trabajo que le catapultó a la fama y que aún hoy, 7 años después, sigue presente en multitud de sets. Ese año tampoco faltaron grandes remixes como los realizados al famoso ‘Pressure’, al ‘Good Love’ o al por aquel entonces super hit ‘Titanium’ de David Guetta.

Todo esto, junto con sus producciones inmediatamente posteriores, le llevaron a ser uno de los DJs más cotizados durante los siguientes años, pinchando en los mejores festivales y clubes, y realizando colaboraciones con otros artistas de primerísimo nivel como Avicii, Dirty South, Calvin Harris o Sebastian Ingrosso. Era la época dorada del progressive house donde artistas como Swedish House Mafia, Avicii, Nicky Romero y algunos más del gremio llenaban estadios y su fama alcanzaba el mundo entero.

¿Qué fue de Alesso más adelante? Bien, podemos decir que en el período comprendido entre 2015 hasta 2016, Alesso se fue volviendo cada vez más comercial, alejándose de su característico progressive house y lanzando tracks como ‘Cool’, ‘I Wanna Know’ o ‘Is That For Me’ que dejaron bastante fríos a sus fans más incondicionales. Sin embargo, del 2016 hasta ahora, el sueco cambió radicalmente, transformando sus sets en una mezcla de bass house y big room donde su progressive house quedó totalmente relegado a un segundo plano.

El punto de inflexión, y la clave de este artículo, llegó el pasado 21 de julio (W1), cuando Alesso tomó las riendas del mainstage de Tomorrowland y contó en su actuación con el cantante de reggaeton Bad Bunny, hecho que provocó la furia de gran parte de sus fans, algo que pudimos observar en redes sociales los días posteriores. ¿Era este el punto más bajo de su carrera? ¿Había decidido traicionar sus principios para venderse a la moda y a lo comercial?

La reacción no se hizo esperar. No sé si por la presión que sufrió los días siguientes o porque así lo había preparado, el sueco deleitó al Freedom Stage del sábado 28 de julio (W2) con un set totalmente old style que sorprendió a todos los presentes, y a los que pudimos escucharlo los días siguientes. ¿Por qué este cambio? ¿Quería responder a las críticas, quería demostrar que cuando quiere sabe como agradar a sus fans o es el comienzo de una vuelta a su progressive house más deseado? Esto, de momento, creo que es una pregunta sin respuesta, aunque según lo visto en Untold Festival hace unos días (podéis echar un ojo al tracklist aquí) podría ser la última opción, para agrado de sus más fieles fans.

¿Tendrá que ver este giro con el regreso de Swedish House Mafia? Algunos artistas como Nicky Romero ya han afirmado volver al progressive house, por lo que no sería una idea muy descabellada que Alesso siguiese el mismo camino, aunque de momento tocará esperar.

Lo que está claro y a la vista de todo el mundo, es que su set del segundo fin de semana en Tomorrowland ha superado los 2 millones de visitas en apenas unos días, y las reacciones de sus fans a su tweet anunciándolo siguen un mismo patrón: Alesso, vuelve al progressive house.

Podría citar muchísimos más, pero creo que con estos servirá para haceros una idea de la situación. Ahora la pregunta que debemos hacernos es: ¿Vuelve el mejor Alesso o lo hemos perdido para siempre? ¡Espero vuestros comentarios y opiniones!